Por unanimidad, el Senado respaldó el informe de la comisión mixta que resolvió las discrepancias surgidas entre ambas cámaras sobre el proyecto de relocalización de concesiones de acuicultura (Boletín: 11317-21).

La norma amplía las relocalizaciones a centros de cultivo distintos de los de salmónidos, lo que incluye choritos (mitílidos), pelillo (un tipo alga), ostras, ostión del norte y turbot (un tipo de pez plano), entre otros.

Durante el trámite legislativo primaron las propuestas realizadas en el Senado, lo que precedentemente fue aprobado por la Cámara de Diputados. Y ahora el Congreso enviará el oficio de ley correspondiente al Ejecutivo, de cara a su promulgación y posterior publicación en el Diario Oficial.

El senador Rabindranath Quinteros, presidente de la comisión mixta, dio cuenta de los alcances del proyecto, explicando que se hace cargo de las concesiones desplazadas de sus lugares de otorgamiento debido a problemas de cartografía, relocalizando las concesiones de mitílidos y algas, tarea particularmente relevante en la región de Los Lagos.

De acuerdo con esta nueva regulación, las concesiones que se relocalicen tendrán una vigencia de 25 años contados desde la fecha de la relocalización, las que serán renovables por igual plazo. Hasta 2010 las concesiones eran indefinidas.

En la misma línea, establece una regulación específica que permite determinar las áreas de colecta de semilla y el otorgamiento de permisos especiales para realizarla fuera de las áreas de manejo y de concesiones de acuicultura.

“Para la región de Los Lagos -principal productora de choritos a nivel nacional- se ha previsto la entrega de permisos especiales de colecta para quienes cumplan los criterios de uso previo, realizados en virtud de permisos transitorios y precarios de un año de duración, conocidos como permisos de escasa importancia”, precisó Quinteros.

El proyecto aprobado también elimina algunas exigencias de los trámites de otorgamiento de concesiones de acuicultura y de su relocalización y establece la obligatoriedad de entregar información estadística sobre la colecta de semillas a fin de facilitar la fiscalización y evitar la colecta ilegal.

Secretario de Estado

El ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, celebró la aprobación de la iniciativa ya que, según afirmó, “se traducirá en una mejora en los ingresos que perciben los participantes del sector, al entregar regulaciones claras, actores definidos, espacios identificables y capacidad de carga, todo lo cual se traduce en potenciar el carácter de industria a la actividad”.

Luego, argumentó que este tipo de normativas “son el mejor ejemplo de cómo las regulaciones claras y responsables se pueden convertir en un impulso para renovar los esfuerzos y permitir el surgimiento de nuevos emprendimientos y, por lo tanto, dar paso a nuevos puestos de trabajo y así aumentar el bienestar de los chilenos”.

También sostuvo que se fortalecerán actividades acuícolas de pequeña escala, al crear la figura del permiso especial para colecta de semillas de choritos fuera de las concesiones y de las áreas de manejo a cargo de organizaciones de pescadores (AMERB).

“Esta ley favorecerá a casi 2.000 concesiones acuícolas existentes a lo largo del país (son 3.300 en total). De estas, casi 1.600 se ubican en la región de Los Lagos (1.064 de moluscos, y 517 de algas). En esa zona, la mitilicultura genera unos 17 mil empleos directos e indirectos”, puntualizó el secretario de Estado.

Cifras

Después del salmón, la mitilicultura constituye la segunda actividad más relevante dentro del ámbito acuícola nacional. En 2018, las cosechas y exportaciones de choritos alcanzaron las 367.709 toneladas y los US$210 millones, respectivamente.

Este sector productivo considera la participación de 619 empresas (89% de estas pymes), más de 20 plantas de proceso y sobre 40 agentes exportadores.

Chile es el segundo productor de choritos a nivel global, por detrás de China, a la vez que el primer exportador mundial del molusco.