En línea con la promoción de un desarrollo sustentable y cuidado del medio ambiente, Multiexport Foods incorporó un plan piloto de electromovilidad a su flota de vehículos corporativos al sumar un Hyundai Ioniq 100% eléctrico, transformándose así en la primera salmonicultora del país en adoptar esta innovadora tecnología.

Entre las ventajas que posee este modelo destaca su autonomía de 280 kilómetros, que tiene cero emisiones de CO2 y reduce de forma considerable la contaminación acústica. El vehículo será utilizado por trabajadores de la empresa para sus traslados al interior de la ciudad de Puerto Montt (región de Los Lagos) y sus alrededores.

De acuerdo con estimaciones de International Council on Clean Transportation, el 23% de las emisiones mundiales de CO2 provienen del sector transporte. “En este sentido, la electromovilidad posee numerosas ventajas respecto a la combustión. Por ejemplo, no tiene emisiones de gases contaminantes, ni ruido. Son y tienen costos operacionales bajos, convirtiéndolos en una alternativa competitiva y limpia”, destacó el gerente de Sustentabilidad y Asuntos Corporativos de Multiexport Foods, Francisco Lobos.

La incorporación de la electromovilidad es una de las medidas concretas impulsadas por la compañía dentro de su estrategia de mitigación para el cambio climático, la que centra sus esfuerzos en la formación de capacidades internas en materia de eficiencia energética y la gestión de recursos; optimiza los consumos de energía y combustibles; explora el uso de energías renovables y mejora tecnologías actuales en farming (cultivo) y procesamiento.

“Esta es otra de las acciones que como empresa estamos ejecutando que ratifican nuestro compromiso con la sustentabilidad e innovación”, aseguró Francisco Lobos. Junto con la incorporación de la electromovilidad, en el último tiempo la compañía también se destacó por su incorporación al indicador de sustentabilidad más importante del mundo, el Dow Jones Sustainability Index.