Uno de los expositores que mayor atención concitó durante la conferencia internacional Aqua Forum 2019 –realizada ayer jueves 17 de octubre en la ciudad de Puerto Varas– fue el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya. Es que el timonel de la Subpesca repasó nuevas regulaciones para el rubro que se dedica al cultivo de especies hidrobiológicas, fundamentalmente salmónidos.

Lea >> En Chile: Los llamados a la responsabilidad que dejó Aqua Forum 2019

En ese marco, destacó la elaboración del nuevo Reglamento de Monitoreo en Línea para vigilar las variables ambientales de las agrupaciones de concesiones de salmonídeos (ACS, más conocidas como “barrios”). “Esto permitirá una visión más amplia y compleja de lo que está ocurriendo en el ambiente. Pero para que realmente sea una normativa eficiente, se requerirá del trabajo conjunto del sector público, privado y academia para definir las medidas a ser adoptadas”, enfatizó Zelaya.

Luego, se refirió a una de las mociones más esperadas por la industria salmonicultora, que es la relocalización de concesiones, especialmente ahora que se aprobó la denominada “Ley de Mitílidos”.

Lea >> Detallan alcances de la ley que relocaliza concesiones de acuicultura

Junto con asegurar que dicha legislación “empezará a ordenar toda la actividad acuícola”, Zelaya aseguró que la Subpesca “ahora está agilizando las relocalizaciones de salmónidos con el objetivo de avanzar de manera rápida y decidida en un mejor sistema de cultivo”. Y llamó a los productores a activar a la brevedad los trámites requeridos. “Insto a todos a colaborar en el proceso en base a las propuestas que hicimos como Subsecretaría”, enfatizó.

Escapes, antibióticos y desechos

Los otros temas de importancia que abordó el subsecretario en Aqua Forum fueron los relacionados con los escapes de peces, el uso de antibióticos y de químicos, la afectación del fondo marino, compatibilización de espacios territoriales y la relación con las comunidades.

En el caso de los escapes, puntualizó que “se fijará un estándar de las estructuras de seguridad de los centros de cultivo, y que se cumplan los planes de contingencia y notificación inmediata a la autoridad”.

Sobre el uso de antibióticos y químicos, destacó que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) se encuentra modificando los programas sanitarios para promover terapias no farmacológicas para controlar –entre otras cosas– el piojo de mar, que es el principal desafío que tiene la actividad. A su vez, valoró la incorporación en la normativa del índice de uso de antimicrobianos.

Lea >> Sernapesca informa cambios en programa de vigilancia y control del cáligus

Relacionado >> Publican programa de congreso nacional de caligidosis

Mientras que en relación con los desechos, enfatizó que “los productores deben ser más activos en evitar el depósito de desechos en los fondos”, y subrayó que se aumentará la fiscalización sobre los sedimentos inorgánicos.

Lea >> Continúa avanzando proyecto sobre remoción de sedimentos acuícolas

Para mitigar todas esas externalidades generadas por la industria, Zelaya llamó a avanzar en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) de la acuicultura en alta mar (offshore), “ya que esta ayuda a evitar los conflictos con usuarios costeros, y entrega beneficios ambientales y sanitarios al haber mayores corrientes, oxigenación, entre otros factores positivos. Es por esto que nos hemos comprometido a ajustar normativas para fomentar los proyectos offshore”.

Al cierre de su intervención, dijo que los avances en acuicultura de pequeña escala (APE), la creación del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa), la leyes de caletas y de bonificación de algas, además de las Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB), “están generando una nueva acuicultura que permitirá proveer de alimentos saludables y dar respuesta a la creciente demanda mundial, siempre respetando al medio ambiente y las comunidades en donde se llevan a cabo las operaciones”.