El Presidente Sebastián Piñera anunció este lunes 28 de octubre un cambio de gabinete y detalló quiénes serán los nuevos ministros: Gonzalo Blumel en Interior y Seguridad Pública; Ignacio Briones en Hacienda; Karla Rubilar en la Secretaría General de Gobierno; Felipe Ward en la Secretaría General de la Presidencia; Lucas Palacios en Economía, Fomento y Turismo; María José Zaldívar en Trabajo y Previsión Social; Julio Isamit en Bienes Nacionales; y Cecilia Pérez en la cartera de Deporte.

Lea >> Lucas Palacios asume como nuevo ministro de Economía

“Chile cambió y el Gobierno también tiene que cambiar para enfrentar estos nuevos desafíos y estos nuevos tiempos”, puntualizó el mandatario en el acto de asunción de los nuevos secretarios de Estado en el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda.

Tras conocer la noticia, el presidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes dijo esperar «que con el nuevo gabinete tome con fuerza la agenda social a través del diálogo y el reencuentro de nuestra sociedad, sin perder de vista el necesario equilibrio económico para seguir avanzando hacia el desarrollo».

Por su parte, el presidente de la Federación de Trabajadores Pesqueros (Fetrapes), Juan Montenegro, sostuvo que «existe un abismo entre lo que hoy exige el país y la respuesta que da el Presidente de la República. El cambio de gabinete estilo ‘sillas musicales’ da muestra de aquello. Tampoco le ayuda que una vez más en el currículum del ministro de Economía, Lucas Palacios, hayan existido lazos contractuales con la industria pesquera, a través de Deep Sea Food».

El dirigente también dijo esperar que «el ministro tenga claro que su actual posición implica estar alineado con los intereses del país y no de un grupo de empresas pesqueras que presionan fuertemente al Estado, para no perder los privilegios que les entregó la actual Ley de Pesca».

En la misma línea, el presidente del Sindicato de Oficiales de Naves Especiales y Regionales MMN, Juan Carlos González, expresó que «no hay esperanza en este gobierno. El discurso sigue siendo el mismo, no ha variado nada con relación a la demanda social de la ciudadanía. Por comentar algo: podría (Sebastián Piñera) haber convocado a plebiscito nacional en el que parte de las consultas van a ser, por ejemplo, nueva Constitución, sistema AFPs… y así es un modo de hacer contención social».

Al referirse a la nueva ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, quien era subsecretaria de Previsión Social, González dijo que «tenemos clarísimo su discurso y posición en el tema de la AFSs, que es que los dineros son para la previsión y no se pueden ocupar para una cosa distinta que para la previsión. Es decir, el concepto de previsión que tiene es bastante pobre porque la previsión tiene que ver con un concepto de bienestar, de buen pasar, de responsabilidad social y que ella aparentemente no tiene muy claro», afirmó el dirigente de la pesca industrial.

Luego, sobre el nuevo ministro del Interior, Gonzalo Blumel, adujo que «hará continuidad a lo efectuado por Andrés Chadwick». Y añadió: «Vamos a ver qué pasa con nuestros temas, la plataforma social, la certeza jurídica en la Ley de Pesca, entre otros».

«Más de lo mismo»

En tanto, el presidente del Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), Hernán Cortés, criticó que a pesar de nueve días de intensas movilizaciones, el gobierno no tenga sintonía con las demandas ciudadanas.  Lo que, a juicio del dirigente, se refleja con un cambio de gabinete donde no hubo mayor novedad.

«Es más de lo mismo. El Presidente Piñera no tiene sintonía con las demandas de la calles. Los chilenos han hablado y quieren cambios profundos, no cambios cosméticos», enfatizó Cortés.

El dirigente también criticó el tono festivo del cambio de mando, sosteniendo que «más parecía un cumpleaños, o una actividad de fin de año de un curso. No hay ninguna empatía. Hoy Chile requiere una nueva Constitución, eso es algo concreto cuando hablamos de pacto ciudadano», sentenció.

Agregó que en el cabildo realizado este lunes por la pesca artesanal en la región del Biobío, se estableció «urgencia a una nueva Constitución; recuperar recursos naturales, como nacionalizar el cobre y el litio, además de anular la ‘Ley Longueira’ (Ley de Pesca). Asimismo, sueldos mínimos y pensiones de 500 mil pesos para todas y todos los chilenos».

Declaración de federaciones

Más tarde, Fenapamot, Festrach, Fetrasalmón, Agopesi y la Fetrinech, todas entidades del rubro salmonicultor y pesquero, emitieron una declaración pública que a continuación reproducimos íntegramente:

«Como dirigentes sindicales del sector pesquero y salmonero industrial, no podemos quedarnos con solo salir a la calle frente al estallido social que vive nuestro país, un movimiento doloroso, que es producto de años de postergación a los trabajadores del país.

Hay muchas injusticias que se deben cambiar y no hemos escuchado a la clase política, de izquierda ni de derecha, manifestarse en proponer cambios verdaderamente profundos a las demandas que hoy la gente expresa en las calles. Cómo es posible que después de tantos años de gobiernos democráticos, aún tengamos una educación y salud privatizada, un sueldo mínimo que no alcanza para las necesidades básicas de las familias. Esto solo nos condena a la pobreza.

Hasta ahora el gobierno solo ofrece nuevos maquillajes al sistema, pero esto no es suficiente. Se necesitan cambios estructurales de fondo al sistema actual. No es posible avanzar si estos cambios no se realizan ahora, de manera urgente. Por otra parte, el Congreso nacional no quiere entender ni asumir los cambios que se requieren en el país, solo se descalifican entre ellos, buscando cada sector sacar dividendos políticos del dolor de la gente, y no parecen dispuestos a perder sus privilegios, ni a luchar por una distribución de la riqueza del país.

Cómo se puede tener jubilaciones dignas, si los sueldos son insuficientes para vivir, si los contratos de trabajo son precarios, temporales y en algunos casos por faena. Qué capacidad de ahorro tenemos los trabajadores, si las AFP trabajan con nuestros ahorros y obtiene grandes ganancias y cuando hay pérdidas, estas van directamente en perjuicio de nuestras pensiones. Cómo es posible que no quieran terminar con el lucro en la educación y en la salud. Son muchos los temas que se deben tratar en forma inmediata y urgente, los que agobian y mantienen en la pobreza a la gran mayoría de nuestros compatriotas.

El Presidente Sebastián Piñera y el Parlamento tienen la oportunidad histórica de ser recordados como quienes producto del estallido social, fueron capaces de comenzar a generar los cambios que el país y el sistema en Chile necesita y no ser recordados como un gobierno indolente que, a pesar de conocer las injusticias y desigualdades sociales urgentes de la gente, prefirieron mantener los privilegios de una clase social y política minoritaria.

En nuestro sector pesquero industrial tenemos que mejorar muchas cosas también, y estamos dialogando con los representantes de la industria, pero para eso debemos exigir al gobierno defender y mantener nuestros puestos de trabajo. Esto se logra haciendo que el Ejecutivo defienda con argumentos técnicos, científicos y sociales nuestros empleos y la calidad de estos. Principalmente terminar con la pesca ilegal, entre muchas otras cosas que son de solución inmediata, que beneficiarán considerablemente al sector pesquero en general, y que es responsabilidad del gobierno atenderlas».

Lea también >> Red de Mujeres de la Pesca Artesanal se refiere a crisis en Chile

Relacionado >> Académicos y científicos plantean aportar con estudios e investigaciones para la toma de decisiones