En el currículum de Óscar Garay aparecen más de 30 años de experiencia a nivel nacional e internacional, destacándose su labor como director de Agua Dulce de Marine Harvest Chile (hoy Mowi Chile), Fjord Seafood y, hasta junio, su cargo como gerente regional de AquaChile Magallanes. Hasta principios de octubre, también era el líder de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes.

Lea >> Carlos Odebret asume la presidencia de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes

Lea también >> La agenda de Carlos Odebret como nuevo presidente de los salmonicultores de Magallanes

Esa experiencia llevó a Forever Oceans -compañía fundada en 2014 por Jason Heckathorn, con base en Virginia, Estados Unidos, y cuyo objetivo es “revolucionar la maricultura, usando ingeniería avanzada, biología y cultivos para entregar peces de alta calidad”- a poner sus ojos en Garay para que cumpla con las ambiciones de la empresa en el marco de la apertura de sus cultivos en el Sudeste Asiático, específicamente en Indonesia.

El ejecutivo chileno ya asumió como presidente de la filial y su principal objetivo fue crear la compañía, lo que ya logró; obtener los permisos medioambientales, lo que ya está en proceso; y comenzar con la operación del proyecto lo más pronto posible, lo que debiera suceder a partir de enero o febrero del próximo año.

“Estamos recién comenzando con los estudios de impacto ambiental, pero la meta es producir en tres años 18.000 a 20.000 toneladas en este país de un tipo de seriola cuyo nombre común es Amberjack. Estimamos que llegaremos a tener alrededor de 240 personas trabajando directamente en la empresa y el doble de eso en forma indirecta. Lo que no incluye la planta de proceso”, detalla Garay en contacto con AQUA.

Consultado por qué Forever Oceans se fijó en un acuicultor chileno y qué características reconocen en los ejecutivos nacionales, responde que la empresa ya tiene contratado en otras partes del mundo a chilenos, específicamente en Panamá. “Valoran mucho la experiencia que los acuicultores chilenos tienen en esta materia, el excelente nivel de conocimiento y el alto nivel de profesionalismo que, en general, los profesionales chilenos tenemos y por lo que podemos trabajar en cualquier parte del mundo creando valor para las distintas empresas en las que trabajamos. Es por eso que, con orgullo, veo a compatriotas y colegas trabajando en Estados Unidos, Canadá, Australia, Arabia Saudita o países de Europa y Latinoamérica, aportando con sus conocimientos a distintas empresas de acuicultura alrededor del mundo”. Y añade: “Espero poder contratar a un gerente de Piscicultura y a un gerente Offshore de Chile para que me ayuden a desarrollar este interesante proyecto”.

Luego, dijo que asumió este desafío “como una tremenda oportunidad” para seguir contribuyendo al desarrollo de la acuicultura mundial. “Es otra especie, pero los objetivos y los preceptos son los mismos. Contribuir de la manera más sostenible posible a la alimentación mundial. Especialmente en esta empresa que, como parte de sus valores esenciales, es la producción sustentable y ética. No se concibe de otra manera”, enfatiza Garay.

Por otra parte, asegura que es una compañía que mezcla tecnología y producción, que está desarrollando sus propios sistemas de apoyo y tecnología. Sir más lejos, basa sus operaciones en la creación de sistemas de cultivos diseñados en conjunto con la compañía aeroespacial Lockheed Martin, permitiendo realizar operaciones a distancia en ambientes offshore.

“En la parte de piscicultura, trabajaremos con recirculación, algo que a estas alturas es ya tradicional, pero en el mar es en cultivos offshore, con jaulas sumergidas y no existe actualmente desarrollada una adecuada tecnología para cultivos offshore, desde las cámaras apropiadas para trabajar bajo presión, hasta el sistema de alimentación, sensores o robots, entre otros, son todos elementos que la propia empresa ha tenido que desarrollar. Afortunadamente, contamos en Hawaii con nuestra base experimental donde hemos estado desarrollando y testeando los diferentes sistemas y mejorando la nueva tecnología”, ahonda Garay en la entrevista que puede leer en extenso en la próxima edición de Revista AQUA.