Uno de los principales obstáculos para el desarrollo de la acuicultura es la aparición de enfermedades. Y las bacterianas son las que más mortalidades ocasionan y pérdidas económicas.

Es así como M. González Rentería, M. Rodríguez Gutiérrez y A. Cortés García, del Laboratorio de Genética y Reproducción Acuícola de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco (México), elaboraron un trabajo de investigación titulado «Methods for the detection of Renibacterium salmoninarum causal agent of bacterial kidney disease (BKD) in salmonids», cuyo objetivo fue mostrar una revisión sobre los principales avances en métodos para la detección de R. salmoninarum importantes para la detección, control y contención de agentes etiológicos que aún no se encuentran en México.

En el estudio se realizó una búsqueda en las bases de datos como Science Direct y Scopus con respecto a las metodologías de detección de R. salmoninarum de los últimos diez años. Actualmente los principales métodos de no cultivo utilizados son el método de anticuerpo fluorescente (FAT), ELISA y PCR. Sin embargo, los resultados son disímiles entre las pruebas aplicadas a una misma muestra.

«Denotan discrepancias entre sensibilidad y especificidad, no hay un método totalmente validado por la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) y una manera de comparar métodos o de medir su eficiencia es mediante la medición de tres parámetros: especificidad, sensibilidad y repetibilidad. Conclusión, la validación de las técnicas como se ha visto es fundamental para la detección del patógeno siendo frecuente el uso de la PCR anidada, recomendada como la prueba gold standard para su detección por su sensibilidad, especificidad y repetibilidad», adelantaron los autores del estudio.

Presione aquí para acceder a la investigación completa.

*Fuente de la foto destacada: Fish Health Center de Estados Unidos.