El rector de la Universidad de Los Lagos (ULagos), Óscar Garrido Álvarez, escribió una carta abierta titulada “Medidas para una mayor equidad” para referirse al modelo económico que llevó a Chile al actual estallido social.

A continuación reproducimos íntegramente la misiva:

“La sociedad chilena ha expresado en las últimas semanas, con una fuerza extraordinaria, una enorme voluntad de transformaciones sociales, económicas y políticas. El modelo de sociedad caracterizado por una altísima concentración de la riqueza y desigualdades de ingreso, la falta de derechos sociales mínimos garantizados, sumado a la incapacidad y falta de voluntad del sistema político para responder a demandas legítimas ante el aumento del costo de la vida, terminaron por agotar la paciencia de la ciudadanía. Actos multitudinarios y protestas diarias han sacudido a todo el país y a la región.

Las universidades del Estado conocemos de cerca las consecuencias de este modelo. Durante décadas se privilegió la privatización de la educación superior, abandonando el Estado su rol fundamental de garantizar instituciones públicas de calidad. Ello llevó a que Chile exhibiera los costos más altos de educación universitaria en relación a la realidad del poder adquisitivo de sus ciudadanos y en contraste con la realidad de los aranceles de otros países. Sumado a lo anterior, una altísima proporción del costo de la educación superior en Chile es pagado por las familias de los estudiantes. Solo la gratuidad vino a reparar en parte la mercantilización de la educación superior en Chile, y es bueno recordar que la gratuidad con la que hoy cuentan las familias de menores ingresos fue solo posible gracias a la movilización de los propios estudiantes hacen ya ocho años. Aún estamos lejos de contar con un sistema público de educación superior que cuente con el financiamiento necesario para garantizar educación gratuita y de calidad e investigación relevante. Ninguno de los estamentos de las comunidades de las universidades del Estado hemos bajado los brazos en esta lucha.

Lea >> Crisis en Chile: Académicos y científicos plantean aportar con estudios e investigaciones para la toma de decisiones

Con todo, las universidades del Estado, y especialmente nuestra Universidad, han podido desarrollarse y hoy representan una alternativa de formación profesional y técnica para miles de estudiantes, y juegan un rol fundamental en el desarrollo de los territorios, especialmente en regiones. Son instituciones pluralistas y abiertas donde académicos, estudiantes y funcionarios pueden expresar visiones diferentes, y en donde la sociedad civil encuentra un espacio de tolerancia y encuentro. En estas semanas, nuestra Universidad ha refrendado ese rol, propiciando debates, encuentros y cabildos, de la comunidad universitaria y con otras organizaciones sociales, para analizar la crisis y prospectar estrategias de solución. Debemos todos sentirnos orgullosos de la institución que hemos defendido y desarrollado.

Sin embargo, la crisis que enfrentamos no debe dejar indiferente a ninguna de las instituciones de la sociedad. Sin quererlo, todas hemos reproducido inequidades y culturas de trabajo que hoy es necesario superar. Por ello, el Equipo Directivo de la Universidad, ha analizado y decidido una serie de primeras medidas que están orientadas a mejorar las condiciones laborales, especialmente de las personas que prestan servicios a honorarios. Estas medidas están dirigidas a materias salariales y de convivencia interna.

Algunas de estas medidas son:

1. Ningún funcionario contratado a honorarios ganará menos que $350.000. Se modificarán los tramos de las tablas de honorarios según nuevos criterios institucionales y nuevos requisitos de escalafones a contar del 1 de enero de 2020.

2. Se reajustarán las prestaciones a honorarios. Los tramos altos (profesionales) se aumentarán según IPC, los tramos bajos (administrativos y auxiliares), producto de la medida anteriormente expuesta, recibirán un aumento del orden del 15-20%. Esta medida beneficiará a 380 personas.

3. Se iniciará un plan gradual de contratación de personas que prestan servicios a honorarios, considerando criterios de responsabilidad administrativa y antigüedad. La medida beneficiará a 90 personas el año 2020.

4. Se desarrollará un Manual de Convivencia Universitaria, que establecerá el marco valórico, principios, derechos y deberes de todos los funcionarios, coherente con otros procedimientos y protocolos en pleno régimen o en desarrollo (Acoso Sexual, Acoso Laboral, Reglamento Interno de Higiene y Seguridad).

Estas acciones requerirán de un esfuerzo de la Comunidad Universitaria en su conjunto. Para llevarlas a cabo, el presupuesto institucional 2020 contendrá las siguientes consideraciones que permitirán afrontar los 320 millones de pesos que representan estas medidas de equidad: a) la racionalización del gasto operacional de la Universidad, reorientando los recursos hacia las acciones que otorguen valor a nuestro quehacer, b) mayor focalización en los proyectos de inversión institucional, y c) un mayor esfuerzo por priorizar nuevas contrataciones académicas y administrativas hacia funciones relevantes y permanentes. Las medidas que permitirán una mejoría en el régimen contractual y las remuneraciones más bajas, son posibles también por las mejores condiciones presupuestarias debido a una responsable gestión financiera institucional.

Estas acciones son un paso necesario en la construcción de una Universidad más justa, sin embargo, no agotan las áreas de inequidad en el trabajo en las que debemos ser aún más autoexigentes y avanzar con mayor celeridad y convicción. El trabajo de reflexión realizado en los campus y sedes nos han permitido visualizar algunas de estas materias. He instruido a mi equipo directivo analizar nuevas medidas que corrijan áreas en las que percibimos inequidades de trato, asimetrías en la evaluación del desempeño y subvaloración de las labores docentes.

Deseo, finalmente, destacar el clima constructivo que los estamentos de la Universidad han propiciado para discutir en torno a las aspiraciones de mayor justicia en la sociedad y en nuestra Comunidad. Como en otras circunstancias, aún más adversas, saldremos fortalecidos, y seguiremos cautelando un proyecto universitario comprometido con la justicia, la democracia y la libertad”.

Relacionado >> Paro: Sindicatos de marina mercante entregan apoyo a trabajadores de Naviera Puelche