La empresa de logística Maersk anunció que instalará un sistema de batería marina en contenedores de 600 kWh, como parte de una prueba a bordo del Maersk Cape Town en diciembre próximo, con miras a mejorar el rendimiento y la confiabilidad de la embarcación, al tiempo que se reducen las emisiones de CO2.

Søren Toft, director de operaciones de la compañía, explicó que “esta prueba proporcionará una mayor comprensión del almacenamiento de energía que ayudará a Maersk a avanzar hacia una mayor electrificación de su flota y terminales portuarias. Maersk continuará facilitando, probando y desarrollando soluciones bajas en carbono en nuestro viaje para convertirnos en carbono neutral para el 2050”.

LEA TAMBIÉN >> Barcos eléctricos gigantes: ¿ilusión o realidad?

Desde la empresa destacan que la propulsión de embarcaciones marinas con batería solo está a años de ser una opción viable desde el punto de vista técnico y económico. Sin embargo, los sistemas de baterías marinas pueden usarse para mejorar la eficiencia de los sistemas eléctricos a bordo de una embarcación, como los generadores del Maersk Cape Town.

Al mantener los generadores auxiliares de la embarcación a una carga óptima y evitar el funcionamiento de los generadores cuando no se necesitan, se puede reducir el consumo general de combustible, aseguran.

Ole Graa, director de Maersk Tecnología de flota, aseveró que “este emocionante proyecto piloto, el primero de su tipo en la industria, mostrará el potencial de las tecnologías de batería para seguir mejorando el rendimiento de nuestros buques y al mismo tiempo reducir el consumo de combustible en nuestros sistemas eléctricos sin propulsión”.