(Vancouversun.com) El sitio canadiense Vancouversun.com publicó hace unos días un reportaje donde se analizan las dificultades que han tenido algunas empresas salmonicultoras al trasladar los cultivos de peces desde el océano a pisciculturas en tierra, buscando, con ello, tener una producción más sostenible y amigable con el medio ambiente.

“Cada vez que el dispensador de alimentos arranca en Golden Eagle Aquaculture, el agua hierve con un salmón coho flexible y perfecto. El producto es recomendado por Ocean Wise y como “mejor opción” por el programa Seafood Watch: el sueño de todo conservacionista. La carne es rosada, deliciosa y rica en Omega 3”, menciona el artículo.

También se destaca que los estanques donde se cultivan estos salmones están levemente iluminados para simular los niveles de la luz de invierno y engañar a los peces para que crezcan más rápido, al tiempo que retrasan la madurez sexual. “Es uno de los muchos trucos necesarios para cultivar salmón fuera de su entorno natural, el océano”, añade el documento.

Sin embargo, el reportaje ahonda también en el origen de esta tendencia y en las complicaciones técnicas que amenazan su expansión. “La mayor parte del salmón Atlántico suele cultivarse en jaulas en el océano, lo que está generando críticas de algunas naciones y ambientalistas. Un ejemplo es la decisión del Estado de Washington de poner fin a estos cultivos, situación que llevó a pensar a que se produjeran avances similares en British Columbia (B.C., Canadá). No obstante, los acuicultores afirman que un movimiento a gran escala no es comercialmente factible”, expresa el artículo.

“Es realmente difícil de hacer”, dijo Don Read, presidente de Willowfield Enterprises, empresa que comercializa el pescado de Golden Eagle Aquaculture como West Creek Coho. Esto debido a los contratiempos que pueden ocurrir al tratarse de activos biológicos y las grandes inversiones que se requieren solo para probar.

Continúe leyendo el reportaje aquí: https://vancouversun.com/news/local-news/growing-pains-as-companies-try-to-move-fish-farms-from-ocean-to-land

Foto: Aquilini Investment Group