Como se sabe, India es una de las principales economías globales y el segundo país más poblado del mundo, con unos 1.300 millones de habitantes. “Acá se puede encontrar una tremenda diversidad cultural, económica y social. Por ello estimo que, en general, los productos del mar tienen una tremenda oportunidad en nuestro país”, asevera Subhash Shewale, uno de los ejecutivos de Genex Marketing, compañía que nació como tal el 2004, pero que suma más de 30 años importando y exportando diversas proteínas.

“Hoy, nosotros importamos carne de cordero, pavo o de diferentes pescados”, puntualiza el ejecutivo de la compañía con base en Mumbai, una de las principales ciudades de India. Sin embargo, Shewale reconoce rápidamente que importa salmón Atlántico desde la compañía escocesa Highland Spring. “Acá, este producto es reconocido por su calidad. Lo importamos congelado, lo almacenamos en diferentes bodegas y, luego, lo repartimos a nuestros clientes y que, principalmente, son hoteles y cadenas de supermercados”.

“No importamos salmón de Chile por dos motivos principales”, comenta por su parte Manoj Baraskar, quien sí trae a India bacalao de profundidad extraído desde las profundas aguas del país sudamericano. “Por un lado, se sabe que cada dos años la industria de Chile está teniendo algún tipo de problema. Lamentablemente, esto ha ido creando una mala fama en India. Por otro, falta que las autoridades chilenas ayuden a demostrar que el salmón de Chile cumple con las certificaciones”, explica un descalzo Baraskar desde sus oficinas situadas en el sector este de Mumbai. Pero, ¿qué tipo de certificaciones?¿Acaso ASC o ISO? “Certificaciones de salud, que nos aseguren que el producto es de buena calidad”, analiza el comercializador de productos del mar remarcando que, de todas formas, en India “el factor que pesa más es el precio, luego la calidad”.

Nuevas oportunidades

Si bien ninguno de estos dos traders ha visitado Chile, sí han establecido una relación con productores nacionales y, especialmente, con representantes de ProChile. “Sabemos que Chile es el segundo productor mundial de mejillones azules. Si los chilenos nos ayudaran con la realización de campañas promocionales en hoteles o supermercados, estamos seguros de que este molusco tendría un gran mercado en India”, analiza Manoj Baraskar, mientras busca en sus estantes un sobre con un catálogo de los productos del mar de Chile.

“Yo veo muchas oportunidades. Todos sabemos que las nuevas generaciones están incluyendo en sus dietas nuevos productos y, por ejemplo, los vegetarianos de India estarían muy felices de poder agregar a sus menús algunas de las variedades de algas que tienen en Chile. No es algo rápido, de un día para otro, pero acá hay mercado para todos”, advierte Subhash Shewale, mientras advierte que “acá nos gusta establecer una relación comercial solo con un proveedor. No nos gusta andar de uno en uno tal como sucede en otros país”, finaliza el ejecutivo mientras comienza a beber un café con leche que recién le trajeron desde una tienda cercana.

Se puede destacar que todos los artículos realizados en India fueron posibles gracias a una invitación que extendió la principal proveedora global de redes de cultivo para peces, Garware Technical Fibres.