En la Conferencia de las Partes COP25, fue formalizada por el Estado la adjudicación de los fondos del Proyecto de Pago por Resultados del Fondo Verde del Clima, que entrega 63,6 millones de dólares para acciones de forestación con especies nativas en seis regiones del país.

LEA >> Insisten en el rol vital de la naturaleza para detener la crisis climática

LEA TAMBIÉN >> Piden plan de acción mundial para proteger los bosques de algas

En total, el financiamiento del Fondo Verde otorgará fondos por 161 millones de dólares para conservación y proliferación de áreas forestales autóctonas en tres países: Kirguistán, Nepal y Chile, debido a la contribución de sus bosques nativos a la reducción de emisiones de carbono.

LEA  >> Ministra Schmidt: “Chile será el primer país en vías de desarrollo en establecer por ley la carbono neutralidad al 2050”

En la conferencia se hizo oficial el aporte con la presencia de representantes del Fondo Verde, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), Qu Dongyu, y los gobiernos de Nepal, Kirguistán y Chile. La presidenta de COP25, ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, representó al país.

LEA >> COP25: Centro chileno presenta nuevas tecnologías para acercar la ciencia a la ciudadanía

LEA >> COP25: Presentan libro con las cifras del cambio climático

LEA TAMBIÉN >> José Villalón en COP25: Las empresas del sector privado deben desempeñar un papel ético mayor

Modelo sostenible

Las regiones del Maule, Biobío, Ñuble, La Araucanía, Los Lagos y Los Ríos se verán beneficiadas por este millonario fondo que se utilizará para forestación de más de 25 mil hectáreas de las cuales siete mil serán de forestación y más de 17 mil de manejo sustentable y conservación de bosque nativo.

LEA >> Gestión de residuos y cambio climático serían las principales preocupaciones ambientales de los chilenos

La Corporación Nacional Forestal (Conaf), con el apoyo de la FAO, ejecutará el proyecto que beneficiará a un total de 57 mil personas en áreas rurales y que tendrá una duración de seis años. De esta forma, contribuirá a disminuir la vulnerabilidad social, ambiental y económica que genera el cambio climático.

En las regiones mencionadas, se espera obtener una superficie de 25 mil hectáreas de bosque nativo y de manejo sostenible al año 2025, estas generarán reducciones de emisiones por 1,2 millones de toneladas de CO2, contribuyendo a lograr 25,6% de las metas chilenas en el Acuerdo de París (NDCs).

Adicionalmente, el proyecto dará paso a un nuevo modelo de gestión sostenible de los bosques nativos en Chile que considere las nuevas temperaturas, la escasez de agua, la protección de la biodiversidad en zonas piloto y la reforestación con especies siempreverde, principalmente de tipo bosque esclerófilo.

Por último, acciones educativas sobre la importancia del bosque nativo y el uso de los suelos serán llevadas a cabo por la representación de la FAO en Chile y Conaf, para capacitación de quienes estén a cargo de predios forestados, así como también para las comunidades rurales e indígenas.

RELACIONADO >> WWF motivó casi un tercio de la participación ciudadana en consulta pública por compromisos climáticos de Chile