En un operativo conjunto realizado con el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), la Gobernación Marítima de Punta Arenas y la Capitanía de Puerto de Tierra del Fuego lograron la incautación previa a las fiestas de fin de año, que buscaba evitar la extracción del recurso que tiene prohibido utilizar ese tipo de artes de pesca.

En la primera de las incautaciones, realizada en la bahía de Punta Arenas, se lograron más de 53 tarros de centolla procesada, aproximadamente 5.300 metros de red centolleras, y una tonelada de centolla que fue devuelta al mar.

Para lo anterior se dispuso el despliegue de la lancha de servicio general (LSG) “Punta Arenas”, que durante el día y la noche del 13 de diciembre, efectuaron los respectivos procesos de control y fiscalización, interceptando embarcaciones en distintos puntos de la jurisdicción logrando el acometido.

Ante esto, el comandante de la “Punta Arenas”, teniente primero litoral Francisco Ortiz, aseguró que la operación permitió efectuar el procedimiento, enfatizando que todo lo incautado fue devuelta al mar. “Esto es de extrema relevancia, ya que permite evitar la pesca ilegal y darle mayor sustentabilidad a los recursos marítimos. Esto evita que en las casas se consuma un producto que no tiene regulación sanitaria y que puede ser un riesgo además para la población”, puntualizó.

En tanto, en la Capitanía de Puerto de Tierra del Fuego, de manera paralela, siendo las 22 horas en un patrullaje planificado con personal Sernapesca en el muelle de pescadores Corpesgo se sorprendió a la lancha a motor “Ricardo” con recurso de centolla seccionada y se procedió a la incautación de 63,6 kg, por orden del fiscal.