Una serie de fiscalizaciones coordinadas con Carabineros e Investigaciones, realizó el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en la comuna de Calama. Funcionarios de la región de Antofagasta se internaron en la zona para velar por el cumplimiento de la normativa pesquera vigente, como también la prevención y disuasión de actividades ilícitas.

En cumplimiento con la Ley de Pesca Recreativa, Sernapesca y la Policía de Investigaciones (PDI) se dirigieron al sector Chiu-Chiu, 30 km al este de la ciudad de Calama. Cubrieron aproximadamente 15 kilómetros arriba del río Loa, buscando sitios denunciados como punto de pesca no autorizada en el sector de Río Salado y Puente El Diablo. Aunque no fue posible comprobar la situación en terreno, seis restoranes de Chiu Chiu fueron fiscalizados, y se logró detectar la venta y comercialización de más de siete kilos de trucha sin acreditación de origen legal (AOL), que fueron incautados.

En la localidad turística de San Pedro de Atacama, a 103 kilómetros de distancia de la comuna de Calama, se inspeccionaron nueve restoranes. Los fiscalizadores encontraron ocho kilos de pulpo que no contaba con AOL y que en la zona se encuentra en veda hasta el 28 de febrero próximo.

Además de fiscalizar, se difundió en los restoranes de la zona el “Programa de consumo responsable y pesca sustentable” (Sello Azul), ideado, diseñado e implementado por el Sernapesca para hacer partícipe a toda la comunidad del país en el cuidado y conservación de los recursos hidrobiológicos.