“El monitoreo realizado a través de cámaras contribuye a la sustentabilidad del recurso pesquero porque aporta a la trazabilidad, incentiva la selectividad del arte de pesca y promueve la utilización de la mayor parte de la fauna acompañante”, comenzó enfatizando el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en un comunicado entregado este miércoles 8 de enero.

LEA >> Con periodo de monitoreo y aprendizaje comienza a regir la Ley de Descarte

LEA TAMBIÉN >> Con implementación de cámaras: Pesqueras se alistan para nueva temporada

Este sistema entró en vigencia el 1 de enero de este año, y en una primera etapa considera solo a los armadores industriales del país (sobre 18 metros de eslora). Después de dos años continuará con los artesanales, que tienen embarcaciones de 15 a 18 metros.

Desde el año 2017, Sernapesca comenzó a sostener reuniones de trabajo periódicas con el sector privado, nacional e internacional. Así obtuvo la información técnica del sector pesquero industrial, necesaria para cumplir con la Ley de Descarte.

Funcionamiento del sistema

El sistema está compuesto por tres etapas. La primera es el registro y almacenamiento de imágenes a bordo de las naves pesqueras; la segunda, consiste en la recopilación de la información desde las naves pesqueras hasta la oficina de análisis de Sernapesca, y por último, el análisis de la información, para lo cual el ente fiscalizador utiliza otras herramientas de fiscalización como la bitácora electrónica de pesca, la cual cuenta con el apoyo de World Wild Fund for Nature (WWF), interesados en promover el control del descarte y sus beneficios en materia de sustentabilidad.