Para el Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), la mejor manera de aumentar el consumo humano de pescado es eliminar la pesca de arrastre de la merluza y la reineta. Con esta medida, según el organismo, se resguardan los recursos pesqueros de todas y todos, y estos pescados volverán a estar en la mesa de las chilenas y chilenos. En la actualidad el consumo per cápita en el país llega a solo 7 kilos anuales por habitante, comparado con más de 20 kilos per cápita al año de la población peruana.

“Las cifran son alarmantes, y de no lograrse que se termine la pesca de arrastre para las pesquerías señaladas, los altos precios y el pequeño tamaño de los pescados, serán el principal escollo para que se aumente el consumo familiar”, argumentó el presidente de Condepp, Hernán Cortés.

En esa línea, criticó fuertemente la “indicación promovida por el gobierno y apoyada por el senador Rabindranath Quinteros”, que pretende que los consejos zonales de pesca sean consultados para determinar la cuota de consumo humano, sosteniendo que, “una vez más, el senador (Rabindranath) Quinteros está siendo funcional a la industria pesquera”.

Para Cortés, esta indicación “solo promoverá la corrupción, y es muy preocupante que exista tanto apuro del senador Quinteros en dejar amarrada la Ley de Pesca antes de terminar la presidencia de la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado“.