En el contexto de la estrategia de fiscalización anunciada por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) para el período 2020 y que está centrada en resguardar y promover el cuidado del medio ambiente, el superintendente del organismo, Cristóbal De La Maza, anunció que la institución recepcionará los resultados de mediciones de oxígeno disuelto provenientes de 29 centros de engorda de salmones (CES).

La acción fue dada a conocer en el CES “Johnson” de AquaChile, ubicado en la comuna de Natales, región de Magallanes y la Antártica Chilena, y contó también con la participación de representantes de la mesa de trabajo que abordó la materia: Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca); capitán de corbeta LT Octavio Valenzuela, capitán de Puerto de Puerto Natales (Directemar); Cristian Kubota, gerente general de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, y Eugenio Ramírez, gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), entidad que ha actuado como articulador técnico de las empresas del sector.

A través de la ejecución de esta medida con las empresas salmonicultoras que operan en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, se permitirá la transmisión de datos a la SMA y la detección de variaciones anormales en las concentraciones de oxígeno, a efectos de transparentar la información obtenida e implementar acciones de control oportunas.

Durante la actividad se visualizó el funcionamiento de los equipos instalados para monitoreo en línea en el centro “Johnson” (código de centro 120131) de AquaChile en actual operación, así como la posterior transmisión y captura de datos.

“Estamos implementando una fiscalización integral que abarca todas las dimensiones posibles, utilizando la mayor cantidad de herramientas tecnológicas disponibles, y que ponga a las personas y al cuidado del medio ambiente en el centro de atención de nuestra gestión. Como país tenemos que dar un salto importante en el cuidado ambiental, y estoy seguro de que tenemos las capacidades profesionales y técnicas en la SMA para hacerlo. Y hoy daremos un nuevo paso en materia de sustentabilidad en el sector, avanzando en una etapa de fiscalización remota porque con la entrega de datos en línea por parte de los CES, contaremos con información en tiempo real, que nos permitirá analizar, de manera expedita, datos precisos y acabados de los reportes que deben proporcionar las empresas, para enfrentar de manera oportuna posibles contingencias que ocurren en la industria salmonicultora”, destacó el superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza.

Al respecto, Marcela Lara de Sernapesca subrayó que “este tipo de acción fortalece la estrategia de fiscalización que tenemos implementada en el área medioambiental, junto con las otras autoridades competentes. Obtenemos datos en línea que nos permiten abordar con mayor información las contingencias ambientales. Por ejemplo, los eventos de mortalidades masivas por baja de oxígeno o por floraciones algales. Estos son temas que estamos abordando en el Comité Interinstitucional de Contingencias Ambientales”.

Junto con esta acción, la SMA está implementando una estrategia de fiscalización para el período 2020 que considera: inspecciones intensivas en terreno, el uso de información ambiental pública y georreferenciada, redes de monitoreo continuo (en línea) de las principales fuentes emisoras de aire y agua, y de contaminantes relevantes; modelaciones de calidad ambiental; campañas de medición; seguimientos mediante imágenes satelitales; laboratorio de alta complejidad; centro de toma de muestras y revisiones; y procesos de diálogo y participación con la comunidad, entre otras medidas.