La búsqueda por la producción de alimento sostenible para peces ha llevado a los actores de la industria a utilizar ingredientes como la soja, guisantes, madera, colza, insectos e incluso microbios alimentados con gas natural. Ahora Marissa Cuevas, experta en energías renovables, está probando una alternativa de alimentación para la acuicultura.

Marissa Cuevas es la fundadora y directora ejecutiva (CEO, por su sigla en inglés) de MicroTerra, un startup con sede en México, que utiliza microalgas para convertir las aguas residuales de los estanques de peces en proteínas para la alimentación de estos mismos. El sistema circular no solo limpia y oxigena el agua sucia del estanque para su reutilización, sino que podría permitir que un piscicultor produzca hasta el 60% de su propio alimento, dice ella.

“Es una producción autónoma on-site”, dijo Cuevas al informativo Advocate, de la Global Aquaculture Alliance (GAA). “La idea es proporcionar tecnología para que (los acuicultores) puedan ser autosuficientes en la producción de alimento para peces”, añadió la ejecutiva.

La emprendedora, quien tiene experiencia como ingeniera de energías renovables y una maestría en gestión de sostenibilidad, pensó la idea de reciclaje después de aprender sobre los impactos de las aguas residuales y la escorrentía agrícola, que puede depositar altos niveles de nitrógeno y fósforo en los océanos y vías fluviales, dando lugar a floraciones de algas tóxicas, extinción de peces y áreas bajas en oxígeno conocidas como “zonas muertas”.

“Pensé que debe haber una forma de sacar esos nutrientes del agua y volver a ponerlos en el suelo, porque, en última instancia, el nitrógeno y el fósforo son claves para nuestra nutrición”, expresó.

Para seguir leyendo sobre este proyecto visite el siguiente link: https://www.aquaculturealliance.org/advocate/mexican-startup-offers-diy-aquafeed-solution-by-upcycling-wastewater/

LE PUEDE INTERESAR >> Se extiende período de comentarios públicos para la certificación BAP para alimento