Los piretroides sintéticos como la cipermetrina y la deltametrina se han utilizado ampliamente en Chile para tratar los piojos de mar en el salmón de cultivo desde 2007. Los riesgos ambientales de las prácticas acuícolas se evalúan mediante el uso de varias herramientas, como modelos basados ​​en la fugacidad para predecir la dinámica ambiental y el destino de piretroides después de su liberación al medio marino y la determinación de la presencia de piretroides en muestras ambientales (es decir, agua y sedimentos).

Para el agua de mar, los investigadores Felipe Tucca y Ricardo Barra proponen dispositivos de muestreo pasivo (PSD) como una buena alternativa para el monitoreo de campo. Finalmente, mediante bioensayos ecotoxicológicos, evaluaron los efectos de los piretroides en la biota nativa.

“Los resultados muestran que la aplicación de piretroides puede desencadenar algunos riesgos no deseados para organismos no objetivo, particularmente copépodos, ya que las concentraciones modeladas y observadas en el agua (fase disuelta) están en el rango de fracciones de ng L − 1; en concentraciones más altas de cipermetrina y deltametrina, en tanto, se han observado sedimentos en el rango de 1,323 y 1,020 ng g − 1, respectivamente. Estas concentraciones medidas estaban en el rango de concentraciones tóxicas para las especies de invertebrados nativos en Chile”, detalla Tucca, quien se desempeña en el Instituto Noruego de Investigación del Agua (NIVA, por su sigla en inglés) y también en el Departamento de Ecología y Biodiversidad de la Facultad Ciencias de la Vida de la Universidad Andres Bello (UNAB); y Barra, quien es parte del Departamento de Sistemas Acuáticos de la Facultad de Ciencias Ambientales y Centro EULA-Chile de la Universidad de Concepción (UdeC).

Ambos científicos llegaron a la conclusión de que se debe seguir un proceso más estricto cuando se recomiendan los piretroides, particularmente la cipermetrina, para combatir los piojos de mar en la industria chilena del salmón. Esto, junto con establecer procedimientos de evaluación de riesgos y el establecimiento de regulaciones más estrictas sobre asuntos como las concentraciones máximas permitidas alrededor de las jaulas cuando se aplican y recomiendan estos pesticidas.

Presione aquí para acceder a la investigación completa.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): Subpesca.