El próximo lunes 17 de febrero se efectuarían las pruebas de mar de la embarcación que ASMAR Valparaíso está fabricando por encargo del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) desde septiembre del año pasado. Se trata de una lancha PUMAR, modelo Explorer, de 12,5 metros de eslora y 4,07 metros de manga, con capacidad para seis pasajeros y dos tripulantes.

Su principal objetivo será trasladar a funcionarios que fiscalizan centros de cultivo en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena.

LEA >> Salmonicultora no reportó mortalidad en tres centros de cultivo

LEA TAMBIÉN >> Sernapesca constata mal manejo de mortalidad en centros de cultivo

Por eso, Sernapesca acordó con ASMAR dotar a la nave de condiciones especiales de habitabilidad y alojamiento. Para empezar, los asientos son reclinables. También contempla calefacción, baño y otros elementos que permitirán a los funcionarios pernoctar y alimentarse en la misma embarcación, de modo que mantengan absoluta independencia de las empresas fiscalizadas.

“De acuerdo con los requerimientos del Servicio, habrá sistemas de refrigeración para guardar muestras biológicas y los medios de transporte que permiten tomar muestras en terreno”, puntualizó Sernapesca, añadiendo que se trata de una nave “con excelentes condiciones de navegación y seguridad, que ha sido escogida por organizaciones militares y servicios de guardacostas en diversos lugares del mundo”.

Esta es la primera vez que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura ordena la construcción de una embarcación especial para el transporte de los fiscalizadores. Su costo es de $349.858.000 y, según se estima, podría ser entregada al Servicio durante los primeros días de marzo.