El lunes 20 de enero de este año, AKVA group ASA emitió un aviso a la Bolsa de Oslo (Oslo Bors) donde se sostenía que el EBIT (beneficio antes de intereses e impuestos) preliminar del cuarto trimestre (4T) de 2019 estaba en el rango de menos NOK$25 millones a menos NOK$30 millones (US$3,3 millones*), y que el margen EBIT estaría en el rango de -4% a -5%.

“Esto implica un EBIT anual completo de NOK$136 millones (4,5%) a NOK$141 millones (4,7%), en comparación con los NOK$130 millones (5%) en 2018”, subrayaba la compañía de origen noruego.

LEA >> AKVA adelanta resultados del 4T de 2019

Y en la antesala de la presentación detallada de sus resultados, que está programada para las 10:00 horas (local) del próximo viernes 14 de febrero en Bryggegata 9, Oslo, la empresa reconoció que durante la finalización de los informes de fin de año para sus dos filiales en el segmento con base en tierra (RAS) en Dinamarca, se descubrieron graves infracciones en la contabilidad de los proyectos.

“Las significativas pérdidas en los proyectos no se han reflejado en el estado de resultados antes de informar a la sede central de AKVA -en Noruega-, exagerando así el balance financiero. Y la consecuencia al corregir los resultados son pérdidas adicionales de alrededor de NOK$70 millones (US$7,5 millones). Después de esto, el EBIT esperado para el cuarto trimestre es de alrededor de menos NOK$100 millones (US$10,8 millones), mientras que para todo el año 2019 la expectativa es de un EBIT cercano a los NOK$60 millones (US$6,4 millones)”, adujo la empresa.

Luego, dijo que si bien la pérdida en el cuarto trimestre es significativa, aún así se encuentran en una “posición financiera sólida, apalancamiento razonable, capital sólido, efectivo disponible y propietarios estratégicos de mayoría a largo plazo”.

Libro de órdenes

AKVA también argumentó que las causas subyacentes de las pérdidas se deben, entre otras, a los excesos de costos en los proyectos. Es así como está a punto de comenzar una auditoría para evaluar e identificar las diferencias, y luego fortalecer la organización. Además, se realizó una revisión para comparar el libro de órdenes con respecto a las expectativas de margen.

“La conclusión es que es razonable asumir márgenes normales en los proyectos actualmente en el libro de órdenes, que incluye entre otros pedidos más grandes para instalaciones RAS en Noruega e internacionalmente”, cerró AKVA.

LEA TAMBIÉN >> AKVA confirma la renuncia de su director financiero

*La foto destacada es de contexto y corresponde al archivo de AKVA.