A las 15:50 horas del pasado jueves 13 de febrero, el Centro Coordinador de Búsqueda y Salvamento Marítimo de la Armada recibió un llamado telefónico del Centro Coordinador de Rescate (RCC) Alameda, ubicado en Estados Unidos, informando que el buque de pesca “Nordic Prince”, bandera Saint Helena (Reino Unido), se encontraba atrapado entre hielos a una distancia de 1.200 millas náuticas al sur weste de la Base Chilena Antártica “Arturo Prat” y dentro del área de responsabilidad de búsqueda y rescate asignada por tratados internacionales al Estado de Chile.

“Una vez recibida la información, el RCC, con asiento en la ciudad de Valparaíso, región de Valparaíso, confirmó la posición de la nave en aguas antárticas y su nulo movimiento, procediendo a tomar contacto con el barco afectado mediante sistema telefónico satelital, donde pudo confirmar que se encontraba atrapada entre hielos y su tripulación compuesta por 25 personas se encontraban ilesos a bordo, solicitando su capitán apoyo para solucionar la emergencia”, puntualizó la Armada.

Conocida la condición de la nave y su tripulación, se procedió a activar al Centro de Búsqueda y Salvamento Marítimo, emplazado en la ciudad de Punta Arenas, región de Magallanes y de la Antártica Chilena, quienes efectuaron la coordinación con el rompehielos de bandera de Estados Unidos “Nathaniel B. Palmer”, que se encontraba operando a 130 millas náuticas al sur del pesquero “Nordic Prince”, con el objetivo que se dirigiera al lugar y prestara apoyo para sacar a la nave atrapada de entre los hielos. Debido a la condición reinante en el mar de Ross, con gran parte de su superficie congelada, el rompehielos “Palmer” logró llegar al costado del pesquero a las 21:20 horas del viernes (14 de febrero), finalizando una exitosa operación y sin riesgo para ambas tripulaciones.

“La Armada de Chile, en cumplimiento a sus compromisos internacionales, se mantiene en todo momento pendiente de las emergencias marítimas, accionándose conforme a las normas nacionales e internacionales, para el resguardo de la seguridad de la navegación, la vida humana en el mar y el cuidado del medio ambiente marino”, afirmó la autoridad marítima.