La acción coordinada del Servicio Nacional de Aduanas (SNA), Policía de Investigaciones (PDI), Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y Fiscalía permitió la detección e incautación de 1.155 peces ornamentales cuando pretendían ser ingresados de contrabando por el Complejo Fronterizo Chacalluta, en la región de Arica y Parinacota. Las especies estaban ocultas al interior de las puertas y paneles interiores de una minivan especialmente acondicionada para el contrabando.

El hallazgo se produjo la noche del martes (18 de febrero) gracias a la oportuna detección por parte de inspectores del SNA, quienes, en el marco de las coordinaciones de la Mesa de Peces Ornamentales, dieron aviso a Sernapesca y a la Brigada de Delitos Medio Ambientales de la PDI.

Así lo detalló el director regional del Sernapesca, Christian de la Barra, precisando que “de acuerdo con nuestros perfiles de riesgo, a esta persona la teníamos identificada como alguien que se dedica a esta actividad (ingreso ilegal de especies ornamentales)”. De la Barra dijo también que, tras el hallazgo, se tomó contacto con Fiscalía, la cual determinó la entrega en custodia de los peces a Sernapesca.

Respecto del destino de estos peces, la autoridad acuícola-pesquera puntualizó que “lamentablemente, al no contar con los certificados sanitarios correspondientes, son un potencial vector de ingreso de enfermedades, lo que pondría en riesgo el estatus sanitario del país, por lo que deberá procederse a su destrucción”.

Finalmente, el director regional de Sernapesca destacó el operativo como “un resultado concreto del trabajo coordinado entre las distintas instituciones que enfrentamos de manera conjunta el contrabando de peces ornamentales, con la finalidad de proteger el patrimonio sanitario del país”.

Recuadro (peces incautados):

*Fuente de la imagen destacada: Sernapesca.