Un total de 250 mujeres pescadoras y recolectoras de orilla de la provincia de Chiloé, región de Los Lagos, han participado en el Programa Tejiendo Redes Mujer Emprendedora de la Pesca Artesanal, que impulsa el Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa) para fortalecer sus competencias comerciales y productivas a través de emprendimientos de gastronomía y turismo.

El secretario regional ministerial (seremi) de Economía, Fomento y Turismo, Francisco Muñoz, junto con el director zonal de Pesca y Acuicultura de Los Lagos, Rafael Hernández, y el director regional (s) del Sernapesca, Branny Montecinos, visitaron en terreno los cursos de capacitación para conocer de voz de las propias mujeres de mar el beneficio que representa para ellas esta iniciativa que contempla recursos por cerca de $277 millones para 250 seleccionadas en toda la provincia de Chiloé.

El seremi Muñoz dijo haber corroborado en los talleres ejecutados por las mujeres de la pesca artesanal de Chiloé cuáles eran sus impresiones respecto al programa Tejiendo Redes: “Hay un tremendo compromiso, una buena recepción y gratitud por parte de ellas a este programa que busca motivarlas en el escalamiento productivo, en la transferencia de nuevas competencias y entrega de habilidades para la vida laboral. Realmente nos da mucho gusto que este programa tenga tan buena recepción con las mujeres de la pesca artesanal de Chiloé, quienes hoy día necesitan tomar mayor relevancia en su rubro”.

Por su parte, Rafael Hernández destacó el aporte de los cursos que están realizando pescadoras y recolectoras de orilla. “Estos talleres están orientados a potenciar los emprendimientos productivos que las participantes que tengan o pretendan desarrollar en ámbitos de gastronomía, turismo y de productos elaborados; con el fin de que puedan agregar valor a su actividad y ampliar sus fuentes de ingresos”, expresó el director zonal de la Subpesca.

En una siguiente etapa, las participantes podrán acceder a un kit de equipamiento en cuatro líneas productivas: gastronomía, agregación de valor de productos del mar, turismo costero y artesanía con identidad local. Para garantizar la asistencia, el programa dispone además de subsidio de locomoción y alimentación; bonos para el cuidado infantil de menores de 6 años y seguro de accidentes.

Carola Barría, dirigenta de la pesca artesanal de Dalcahue, quien estuvo desde cuando se gestó el proyecto, explicó que “esto les va a permitir a las mujeres mejorar su oferta gastronómica, un ‘plan B’ en épocas de crisis futuras que pueda tener nuestro territorio. Con estos conocimientos, ellas van a poder suplir ingresos económicos que perciben directamente del mar, en tierra”.

Blanca Lepicheo, recolectora de orilla de la isla Quehui y beneficiaria de este programa, expresó por su lado que “ha sido muy satisfactorio porque hemos estado aprendiendo cosas innovadoras con los mismos productos que nosotros recolectamos y sacamos del mar. Hemos aprendido cómo hacer la harina de cochayuyo, harina de lamilla y harina de luche, todo esto lo hemos implementado en las comidas, en postres y en las masas de repostería”.

La región de Los Lagos concentra el mayor número de mujeres pescadoras y recolectoras del país, con 11 mil de las 21 mil mujeres inscritas en esta actividad productiva en Chile. Dentro de la región, solo la provincia de Chiloé concentra a 5 mil de ellas.