El pasado martes 18 de febrero, por la noche, 100.000 peces fueron liberados en la balsa jaula sumergible “Atlantis”, en las instalaciones de Skrubbholmen al sur de Rørvik (Noruega). Esta es la primera vez que una biomasa de este tamaño se coloca en una jaula de este tipo y se sumerge 30 metros debajo de la superficie.

El proyecto Atlantis es una colaboración entre SinkabergHansen, el grupo AKVA y Egersund Net. Los peces, de aproximadamente 3 kg, fueron tratados para controlar el piojo de mar antes de ser liberados en la jaula y residirán en Atlantis hasta la cosecha este verano (nórdico).

“La operación fue bien planificada y tuvo lugar sin ningún problema. Los peces se calmaron rápidamente y retomaron un buen patrón de movimiento dentro de la instalación”, dijo el gerente de proyecto, Trude Olafsen.

El proyecto ha realizado algunos cambios desde la primera ronda de peces, incluida la instalación de grilletes de carga para obtener una mejor visión general de cómo las fuerzas ambientales están impactando la construcción de la jaula. El sistema de control con tecnología asociada se ha incorporado a un contenedor para permitir una fácil transferencia entre barcazas.

El gerente de la iniciativa está satisfecho con la operación de esta semana. Con 100.000 peces en la jaula, el proyecto se está acercando a una situación operativa normal y obtendrá una valiosa experiencia en el futuro, informaron desde AKVA group.

“Todos los involucrados hicieron un gran trabajo durante la operación y los peces serán monitoreados de cerca por los expertos veterinarios y el personal operativo de SinkabergHansen. El proyecto ha alcanzado un nuevo hito”, concluyó el ejecutivo.

*Fotos: Trude Olafsen