Un grupo de investigadores y científicos se refirieron a la denuncia en contra del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) y que, por las funciones que desempeñan, involucran directa o indirectamente a quince de sus funcionarios e investigadores con la sospecha de que se habrían inflado las estimaciones de la biomasa de anchoveta, acordando sus recomendaciones con respecto a la cuota de captura entregada en noviembre de 2019 a ciertos intereses empresariales.

LEA >> Segunda temporada: 2,8 millones serán las toneladas de anchoveta que se pescarán en Perú

LEA TAMBIÉN >> Gremio de industriales respalda a gobierno peruano sobre límites de captura del jurel

RELACIONADO >> En la OROP-PS: Ratifican cuota de jurel

“Rechazamos el intento de difamación sobre una entidad que, tras más de 50 años de activa labor científico-pesquera, cuenta con un bien ganado prestigio y amplio reconocimiento internacional, pudiendo exhibir con orgullo una amplia lista de logros científicos, además de aportes efectivos para la sostenibilidad de las principales pesquerías peruanas. Tenemos, asimismo, el convencimiento de que quienes promueven el descrédito de Imarpe, incluidos ciertos medios de prensa y difusión, no poseen los conocimientos fundamentales para analizar objetivamente los procedimientos y las diferencias entre los diversos métodos de observación y evaluación de los que dispone Imarpe, pero aun así se permiten esbozar y difundir hipótesis de contubernio que dañan profundamente a las personas, al Instituto, al sector pesquero y al país en general”, sostiene el grupo de científicos en la declaración pública que puede descargar aquí, donde se detalla quiénes son los firmantes del texto.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): SNP.