Tranquilidad manifestaron pescadores artesanales de la región de Atacama después de que el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, mediante un decreto emitido a fines de febrero, se haya definido el tamaño y la descripción técnica del arte de pesca del “bolinche” para el recurso dorado (también denominado vidriola, palometa o toremo).

Y es que, luego de décadas solicitando una regulación en el uso de artes de pesca más selectivos para la extracción del recurso, los pescadores de la macrozona norte dicen estar satisfechos con la medida.

En consecuencia, el “bolinche” para los recursos vidriola, palometa, dorado o toremo, en las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso (excepto islas Juan Fernández y Desventuradas), tendrán un tamaño mínimo de la malla en 3 pulgadas, permitiendo en la región de Coquimbo el uso opcional de sistema de virado para manipulación de la red, acondicionado como huinche y/o power block, y para la región de Atacama se considerará huinche y/o viradores hidráulicos.

Además, según informe técnico del año 2019, se recomienda autorizar de manera transitoria, por un periodo de seis meses continuos, la utilización de un tamaño de malla entre 1,5 y 3 pulgadas, en las regiones de Atacama y Coquimbo.

“Es tranquilizante saber que el subsecretario de Pesca y Acuicultura está preocupado por resguardar los recursos pesqueros, en pesquerías tan sensibles en la economía del norte como es el dorado. En el pasado teníamos un vacío legal respecto a las características del ‘bolinche’ y no había mayor regulación; hoy podemos decir que existe una norma al respecto”, expresó el presidente de la Corporación de Pescadores Artesanales de Caldera (región de Atacama) y secretario de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), Miguel Ávalos.