La semana pasada, un total de 26 directores comerciales de la Dirección de Promoción de Exportaciones de Chile (ProChile) estuvieron en el país para participar en el encuentro exportador “Un Puente Al Mundo”, que tuvo lugar en Santiago (región Metropolitana) y en Concepción (región del Biobío). Dentro de ese contexto, AQUA pudo dialogar con el director comercial de ProChile en Nueva York (Estados Unidos), Ignacio Recart, quién entregó su visión acerca de cómo están posicionados los productos de la acuicultura chilena y de la situación actual del mercado.

Según sus palabras, la imagen del salmón chileno en Estados Unidos ha estado mejorando el último tiempo. “Es una imagen que se está construyendo y mejorando. A nivel de público especializado –importadores o distribuidores– hay una positiva imagen”, sostuvo. Acotó que hace falta, eso sí, avanzar en el posicionamiento del producto en el consumidor final, dando, por ejemplo, facilidades para que se distinga el origen del producto nacional.

Consultado sobre los esfuerzos que está realizando la industria chilena por reducir el uso de antibióticos,  dijo que, sin duda, “es muy positivo y necesario este compromiso de los salmonicultores de reducir el uso de estos fármacos en un plazo específico. Eso el mercado lo aprecia”. Precisó que en un contexto donde están apareciendo proyectos innovadores, como el de Atlantic Sapphire –que ha llamado mucho la atención de gran parte del mercado– es valorable que se realicen esfuerzos en términos de mayor sustentabilidad.

“Deberíamos apreciar una señal positiva de confianza hacia el salmón chileno, y por lo tanto, debiéramos seguir esperando un crecimiento moderado”, afirmó el ejecutivo. En 2019, por ejemplo, los envíos de salmón y trucha a Estados Unidos tuvieron un alza de un 4% en relación con el año anterior.

En cuanto al mejillón chileno, Ignacio Recart destacó que los envíos de estos productos crecieron un 28% en 2019, lo que se considera como “una tasa espectacular”. Añadió que se espera que los envíos sigan creciendo; no a nivel del año pasado, pero a un ritmo atractivo si es que se continúa realizando esfuerzos de marketing tanto a nivel gremial como de empresas individuales. “También esperamos una tendencia de crecimiento moderado”, precisó.

COVID-19

Respecto del COVID-19, el representante de ProChile comentó que, al menos hasta la semana pasada, no se había observado un gran impacto en los envíos chilenos de productos del mar hacia Estados Unidos, pero las exportaciones de alimentos, en general, podrían “experimentar un pequeño cambio en los patrones de compra por parte de los consumidores. Ellos podrían preferir realizar compras en el canal e-commerce en lugar de salir de sus casas. Puede que busquen otras formas de abastecerse en comparación con las tradicionales”, expresó. Aclaró, eso sí, que puede resultar prematuro realizar conjeturas en un escenario que puede variar en cualquier momento.

El ejecutivo también se refirió a la suspensión de la Seafood Expo North America, que estaba planeada justamente para esta tercera semana de marzo en Boston. “Es una feria muy importante a nivel mundial, que sirve para mantener las relaciones con los clientes y los distribuidores. Sin duda, la industria resiente que se haya pospuesto, pero no por eso se va a dejar de hacer negocios. La industria hoy en día está expectante también de cuándo se podría realizar esta versión dentro de este año, así que hay que mantener la cautela”, concluyó.