Con el objetivo de buscar alguna solución que proteja las fuentes laborales en períodos de crisis, especialmente el de ahora provocado por la pandemia del covid-19 (coronavirus), los senadores Manuel José Ossandón y Carlos Montes presentaron un proyecto de ley que busca congelar el contrato de trabajo, creando una nueva regulación temporal de empleo.

LEA >> Chile: Sepa las medidas que contempla el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe

LEA TAMBIÉN >> Conozca en qué consiste la fase 4 del covid-19 en Chile

Del mismo modo, los senadores Ximena Rincón, Carolina Goic y Felipe Harboe presentaron una moción para que se pueda recurrir al seguro de cesantía en caso de emergencia sanitaria. Ambos proyectos fueron derivados a la Comisión de Trabajo y Previsión Social para su estudio.

La iniciativa de los senadores Ossandón y Montes introduce un artículo al Código del Trabajo con el fin de permitir el congelamiento del contrato laboral de común acuerdo entre las partes, por un periodo máximo de 60 días, hasta un máximo del 60% de la remuneración líquida, con un contrato de mínimo de tres meses de antigüedad.

El proyecto plantea que solo podrán optar los trabajadores con una renta líquida menor a $1.200.000 y que podrán adherir aquellas empresas catalogadas como micro, pequeñas y medianas, en situaciones de crisis social o catástrofes.

LEA >> Trabajadores embarcados piden medidas urgentes para evitar contagios

La figura de congelamiento del contrato de trabajo es reconocida en nuestra legislación de manera específica en situaciones como la huelga (art. 355), en el contrato de trabajo de estudiantes (art. 40 bis E) o en la “conservación de la propiedad del empleo” (art. 168) en el caso de las personas que hacen el servicio militar, pero no ha sido regulada en forma general y sistemática por nuestro ordenamiento jurídico.

“Los senadores plantean que debido a las consecuencias que generará el covid-19 en la economía, parece positivo incorporar la posibilidad de permitir el congelamiento del contrato de trabajo con el fin de evitar que se despidan a los trabajadores entendiendo que la crisis económica que se avecina afectará a muchas pymes, pequeñas y medianas empresas las cuales no podrán continuar con sus funciones, salvo que reciban ayuda y asistencia, por lo que esta regulación temporal de empleo sería muy conveniente”, subraya el sitio electrónico del Senado.

Agregan que el proyecto protege al trabajador, asegurando su plaza de trabajo y a su vez apalanca al empleador, exigiendo el pago de las cotizaciones sociales de sus trabajadores.

LEA >> Trabajadores piden participar en planes para enfrentar el covid-19

En lo fundamental, el proyecto busca que en el periodo de tiempo que dure el congelamiento del contrato de trabajo se paguen las remuneraciones de los trabajadores con los fondos del seguro de cesantía que administran las Sociedades de Administración de Fondos de Cesantía (AFC) con un máximo del 60% de la remuneración líquida, y dentro de un sueldo inferior al $1.200.000, con un contrato mínimo de antigüedad de tres meses.

Seguro en emergencia

En tanto, los senadores Rincón, Goic y Harboe buscan establecer causa de seguro de cesantía en caso de emergencia sanitaria.

La idea, precisaron, es recurrir al seguro de cesantía que se contempla en caso de terminación del vínculo laboral, agregando una nueva causal que permita a los trabajadores utilicen los fondos de su cuenta de seguro de cesantía en los casos que exista un decreto de alerta o emergencia sanitaria o un decreto de catástrofe, y que la autoridad decrete la cuarentena en uno o más lugares del territorio de la República.

De esa forma, el trabajador puede efectuar cuarentena en su domicilio y a su vez no perder sustento económico, utilizando el seguro de cesantía. Lo anterior, no obsta que el empleador acuerde sistemas de teletrabajo con el trabajador, en cuyo caso, queda siempre a criterio del trabajador hacer uso de su seguro de cesantía.

Además, los senadores plantearon que “es necesario incluir a los trabajadores independientes o por cuenta propia dentro de los beneficios de esta ley, especialmente participando en el fondo solidario de cesantía que plantea la presente ley”.

LEA >> Condepp: «Necesitamos urgente el apoyo del Gobierno»

LEA TAMBIÉN >> Covid-19: Pescadores hacen un llamado al Gobierno ante baja de hasta un 80% en las ventas de pescados y mariscos

*La foto destacada es de contexto.