El Consejo de Administración de Acuicultura (Aquaculture Stewardship Council, ASC) publicó una nueva política de auditoría con el objetivo de dar flexibilidad a los auditores e instalaciones de cultivo durante las restricciones causadas por la pandemia del covid-19 (coronavirus).

LEA >> ASC anuncia medidas por el covid-19

LEA >> Chile: Sepa las medidas que contempla el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe

LEA TAMBIÉN >> Conozca en qué consiste la fase 4 del covid-19 en Chile

RELACIONADO >> Covid-19: ¿En qué consiste el Plan de Emergencia Económica anunciado por el Gobierno?

En respuesta al brote, los viajes se han restringido en muchos países y regiones de todo el mundo. Y esto puede tener impacto en la capacidad de los Organismos de Evaluación de Conformidades (CABs, por su sigla en inglés) para realizar auditorías, que se requieren en instalaciones de cultivo certificadas anualmente.

“Hacer frente a la pandemia es la máxima prioridad, y ASC quiere apoyar a los productores y los CABs a medida que se adaptan a las restricciones causadas por el brote o implementadas para garantizar la salud y la seguridad del personal. La publicación de la nueva política tiene como objetivo proporcionar cierta flexibilidad al permitir, cuando sea posible, que las auditorías se pospongan o se realicen de forma remota, al tiempo que se garantiza que los estrictos requisitos de ASC continúen siendo aplicados de manera sólida”, adujo el Consejo.

La nueva política reemplaza la orientación provisional anterior emitida a los CABs. La política es normativa y se aplica a las auditorías en países donde existen restricciones y es aplicable hasta el 30 de septiembre, pero esta fecha podría cambiar en función de nuevos desarrollos, y ASC subrayó que continuará monitoreando la situación.

LEA >> Alianza Global de la Acuicultura emite declaración ante pandemia del covid-19

LE PUEDE INTERESAR >> Informan posible nueva fecha para la Seafood Expo Global de Bruselas

La política establece varios escenarios, incluidas las auditorías de vigilancia (que deben llevarse a cabo anualmente durante toda la certificación de una instalación de cultivo), así como las auditorías de recertificación y las auditorías iniciales. En algunos casos, las auditorías pueden llevarse a cabo de forma remota, o en parte de forma remota, donde algunos, pero no todos, los auditores pueden asistir. En otros casos, la certificación de una instalación puede extenderse si no es posible llevar a cabo una auditoría de recertificación dentro del plazo requerido. Se pueden encontrar más detalles sobre estos escenarios, las posibles opciones y los requisitos para estas opciones en el documento de política completo.

Descargue aquí la ASC_Policy for Audits During the Covid-19 Outbreak

“Continuaremos monitoreando el impacto de la pandemia global en los centros acuícolas, los auditores y el proceso de certificación, y haremos todo lo posible para ayudar a estas partes interesadas mientras mantenemos los estrictos estándares requeridos de todas las instalaciones certificadas ASC”, enfatizó el Consejo.

LEA >> Covid-19: Chile establece medidas para facilitar el comercio exterior

A su vez, dijo que se han tomado numerosas medidas para ayudar a abordar el impacto del brote de covid-19 y proteger al personal y las partes interesadas. “Todos los viajes internacionales de ASC y los eventos patrocinados que atraen a viajeros internacionales han sido cancelados al menos hasta finales de mayo. Para respaldar los diversos requisitos nacionales para limitar la propagación de enfermedades, el personal de ASC en todo el mundo trabaja desde su hogar, pero permanece totalmente comprometido y accesible por correo electrónico o dispositivo móvil”, precisó el Consejo de Administración de Acuicultura.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): Asociación de Salmonicultores de Magallanes.