La Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes (APSTM) se refirió a las medidas que las compañías del rubro están llevando a cabo en la austral región para hacer frente a la pandemia del covid-19 (coronavirus). Entre ellas se cuentan el coordinar que el ingreso de las y los trabajadores sea por separado y medir su temperatura corporal para aislar a cualquiera que presente sobre 38ºC.

– Conozca en qué consiste la fase 4 del covid-19 en Chile

LEA >> Chile: Sepa las medidas que contempla el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe

A su vez, los planes de contingencia consideran la reducción de personal en los turnos, separar las áreas para que no entren en contacto, diversos puntos de desinfección, fumigación y sanitización de superficies; además de la entrega de alcohol gel y mascarillas.

LEA >> Plantas de Caleta Bay toman medidas frente al covid-19

LEA TAMBIÉN >> Dirigente de Yadrán Quellón: “Tendremos que estar preparados para cualquier cosa”

Adicionalmente, los ingresos y salidas a las plantas se están efectuando de forma desfasada entre los trabajadores, al igual que su traslado, para evitar aglomeraciones. En tanto, los colaboradores de áreas administrativas están prestando sus funciones a distancia.

LEA >> Salmonicultoras aseguran que están redoblando sus planes de prevención por el covid-19

LEA TAMBIÉN >> Covid-19: Subpesca difunde instructivo sobre salvoconductos para personal de plantas

En ese sentido, el presidente de la APSTM, Carlos Odebret, aseguró que las empresas “están evaluando en detalle la trazabilidad de las personas que llega en cada turno, considerando las barreras sanitarias impuestas recientemente por las autoridades, donde además se realiza un acabado seguimiento del estado de salud de quienes llegan desde otras partes del país”.

LEA >> Detallan cómo opera dispositivo de barrera sanitaria en Magallanes

Según el gremio, se estima que cerca de un 40% de los más de 5.000 trabajadores directos e indirectos de la industria en la región provienen de otros lugares, convirtiendo a la región de Magallanes y de la Antártica Chilena no solo en su lugar de empleo, sino que también en su residencia.

“Hemos implementado rigurosas prácticas y protocolos pensando en la salud de todos nuestros colaboradores, con la convicción de la importancia de reaccionar acorde con lo que esta emergencia sanitaria requiere. Agradecemos a todos por su esfuerzo y compromiso, y por la comprensión de lo central que resulta su labor para evitar una emergencia sanitaria de otra índole”, subrayó Odebret, quien sostiene que “las consecuencias de paralizar completamente las operaciones de cualquier centro de cultivo de organismos vivos pueden ser sumamente complejas”.

LE PUEDE INTERESAR >> Empresa chilena desarrolla dispositivo médico/kit de toma de muestras en terreno para el covid-19

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de la APSTM.