Con FCR biológico (kilo de alimento por kilo de pescado cosechado) que fluctúa entre 0,96 y 1,11 en las tres especies, este mes la firma de origen danés BioMar identificó a los centros de cultivo de salmones y truchas con mejor resultado en las regiones de Aysén y de Magallanes y la Antártica Chilena.

“Cada año trabajamos con mucha dedicación y colaboración con cada uno de los centros de cultivo de nuestros clientes buscando el mejor desempeño productivo posible, donde sabemos que el alimento tiene un rol fundamental, pero es vital el trabajo del equipo humano en las unidades de producción. Por eso cada año reconocemos a los equipos que lograron el mejor performance en su especie y zona”, explica el gerente comercial de BioMar en Chile, Michael Adler.

Las operaciones de cultivo que obtuvieron mejores resultados fueron el centro “Ilque” de Salmones Austral en la Categoría Salmón Coho (FCRb 0,96); y los centros de la empresa Australis: “Puerto Browne” en Categoría Truchas (FCRb 1,11), “Humos 1” en Categoría Salares Región de Aysén (FCRb 1,04) y el centro “Punta Lobos” en Categoría Salares Región de Magallanes (FCR 1,06).

“En todos ellos es importante destacar que aquí se cumple la teoría de que uno + uno es más que dos, porque no es solo ‘peces + alimento’, sino una suma de factores como la estrategia de alimentación, la capacidad para sortear la presión y desafíos ambientales, la disposición de los clientes a trabajar en conjunto y la calidad, profesionalismo y alto compromiso de las personas de producción”, dijo, por su parte, el BioFarm Manager en BioMar, Eduardo Suazo.

En todos estos casos, la estrategia de alimentación se basó en líneas de alimento de alta energía, Power Extreme y Power Rainbow en el caso de los salares y truchas; y Power Akai para los salmones coho. Y en el caso de “Punta Lobos”, en Magallanes, la alimentación incluyó, además, la dieta ZERO, que considera una porción mínima de harina de pescado.

Aspectos clave

Alineados con la demanda del consumidor final y estandarización de buenos procedimientos. Estos parecen ser dos aspectos clave para ambas empresas en la obtención de un centro de cultivo con buenos resultados. Mientras en Salmones Austral, Sergio Jérez, jefe de Área, afirma que “los peces de ‘Ilque’ (salmones coho) pudieron ser cosechados sin tratamiento alguno, en línea con los requerimientos comerciales de la organización, especialmente desafiante para una cosecha realizada en primavera y en una zona con importante carga bacteriana”.

En tanto, con respecto a los resultados en Australis, además de la calidad del equipo humano y de calidad y confiabilidad del alimento entregado, enfatizan en “la importancia que tiene un trabajo estandarizado, donde hemos homologado procedimientos y buenas prácticas en la alimentación de todos nuestros peces”, destaca Claudio Rabanal, subgerente de Alimentación y Nutrición de Australis.

Para más detalles, hacer click aquí.