Una excelente respuesta ha tenido la iniciativa de los pescadores del Sindicato Caleta Anahuac de Puerto Montt, en la región de Los Lagos, que hace una semana comenzaron la venta y entrega a domicilio de pescado fresco y congelado, para enfrentar los efectos que la pandemia del covid-19 (coronavirus) ha tenido en la actividad artesanal y asegurar el consumo de este valioso alimento en los hogares puertomontinos.

Entre 200 a 300 kilos diarios de merluza austral, congrio dorado, robalo y bacalao, extraído por los pescadores de Anahuac, isla Tenglo y Panitao, son parte del delivery que por un pedido mínimo de 4 kilos y a precios que van entre los 2 mil y 5 mil pesos por kilo, llega con estos productos directo a domicilio y listos para cocinar.

El presidente del Sindicato de Pescadores de Caleta Anahuac, Juan García, explicó que la iniciativa surgió como una forma de contrarrestar la baja en ventas a hoteles, restaurantes e incluso a España donde la organización con 90 socios y 40 embarcaciones, exportaba merluza austral, pero también, sostiene el dirigente, surgió para entregar un servicio a la comunidad que hoy no puede o evita acudir a las caletas para prevenir contagios.

De este modo, cumpliendo todas las exigencias sanitarias y comerciales, los pescadores comenzaron el reparto en un furgón con sistema de refrigeración que hace un año recibieron gracias al programa “Canales de Venta – Línea Distribución” del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura (Indespa) para entrega directa de productos.

Para el secretario regional ministerial (seremi) de Economía, Fomento y Turismo de Los Lagos, Francisco Muñoz, el servicio es profundamente valorable: “Ellos han innovado en la entrega de pescados a domicilio aprovechando la instancia de un furgón aportado por el Indespa, y en ese sentido queremos llamar a copiar estos ejemplos dadas las condiciones de limitaciones de circulación”.

En la misma línea, el director zonal de Pesca y Acuicultura de Los Lagos, Rafael Hernández, dijo que esta actividad innovadora permite a la caleta Anahuac “llegar con estos productos a todas las casas de Puerto Montt, y esperamos que otras caletas repliquen iniciativas como esta para poder mantener esta importante cadena alimentaria durante el brote de covid-19”.

Servicio valorado

Los pedidos son atendidos mediante WhatsAap (+56-9 3247 0336) y también están en Instagram como @sti.caleta.anahuac. Durante el día recogen solicitudes y con esto planifican la ruta de entrega que tendrán al día siguiente. 

“La gente lo tomó muy bien, los primeros dos días partimos a las 8 de la mañana y llegamos justo antes del toque de queda a la casa porque no alcanzábamos a cubrir todo. Es una oportunidad que se abre no tanto para ganar dinero, sino también para entregar un servicio a la comunidad, aportar en algo y desahogar a los pescadores que no pueden vender. Por ambos lados ha sido beneficio y estamos contentos porque podemos aportar y sacarle provecho a este vehículo que se nos dio. Nos tiene contentos eso, que los proyectos que llegan se usan bien y se les da un beneficio”, expresó Juan García, precisando que las utilidades ayudan a cubrir costos de luz de la caleta, sueldos y ayuda social que brinda la organización a sus socios.

El dirigente adelantó que en los próximos días incluirán en la oferta surtidos de mariscos congelados y extendió un llamado a otras organizaciones para replicar esta idea. “Con esto ganamos todos, la organización en prestigio porque también gana la gente, las dueñas de casa, y creo que es una buena iniciativa digna de poder replicar en otras caletas”, concluyó García.