Los fiscalizadores del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), de la región del Biobío, han realizado continuos monitoreos de los track de navegación de la flota industrial y de la flota artesanal mayor a 12 m de eslora que cuentan con posicionador satelital.

Fue en este trabajo que detectaron cerca de 50 embarcaciones artesanales pelágicas mayores a 15 metros de eslora eventualmente operando en la primera milla costera de las bahías de la zona, lo que está tajantemente prohibido.

“La resolución Exenta N° 919 del año 2018 de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura estableció que en la primera milla de costa, la operación es exclusivamente para la flota artesanal igual o menor a 15 mt por los primeros 20 día de la temporada de captura de sardina común y anchoveta. Esta restricción se estableció para resguardar el fondo marino y ecosistemas de peces de roca, ya que el arte de cerco para captura de sardina común y anchoveta a baja profundidad también genera efecto arrastre”, sostuvo Claudio Báez, director regional de Sernapesca.

Desde el organismo fiscalizador, anunciaron que continúan recabando antecedentes de estas lanchas para presentar las correspondientes denuncias a Tribunales por infracción a la Ley General de Pesca y Acuicultura.

Báez llamó a los armadores artesanales que están en faenas de extracción de la temporada pelágica a respetar las regulaciones, toda vez que éstas no tienen otro fin que la conservación de los recursos marinos para dar sustentabilidad a la actividad pesquera, es decir, cuidar el futuro de su propio trabajo.