Considerando la enorme importancia social y económica de la pesquería de algas pardas en la región de Atacama y la necesidad de incorporar nuevas tecnologías y metodologías para la preservación de dicho recurso, la Universidad Católica del Norte (UCN), Sede Coquimbo, ha dedicado en los últimos años importantes esfuerzos para su conservación y la sustentabilidad de su pesquería.

Producto de este esfuerzo de la UCN, entre los años 2015 a 2017 generó un modelo de evaluación remota de biomasa macroalgal basado en el uso de un vehículo aéreo no tripulado (VANT) y Sistemas de Información Geográfica (SIG), que permitían estimar la biomasa disponible y cosechable de algas pardas en tiempos acotados.

Este nuevo modelo, explica el director de proyecto y académico de la Escuela de Prevención de Riesgos y Medio Ambiente de la UCN, Sede Coquimbo, Eduardo Manzano Munizaga, vino a aportar a las metodologías tradicionales de evaluación de biomasa.

Esta primera iniciativa sentó las bases para el proyecto FIC-R Atacama “Monitoreo vía web de biomasa y distribución de algas pardas” (FIC BIP 40013671), adjudicado por la UCN en 2018 y ejecutado en las tres provincias de la región (Huasco, Copiapó y Chañaral) con el apoyo de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP).

La información en extenso la encuentra aquí (página 42).