Kontali estima que aumentará la oferta de salmón Atlántico (Salmo salar) en un 4% en todo el mundo en 2020. Esto se basa en un aumento previsto en producción del 3% en Noruega, 4% en Chile, 33% en Islandia y 6% en Islas Feroe.

Así cita la empresa salmonicultora Grieg Seafood en su balance financiero anual que subraya que, al cierre de 2019, el consenso era que la demanda global para el salmón Atlántico se mantendría fuerte. Combinado con limitadas posibilidades de aumentar el volumen cosechado, se espera que los precios se mantengan altos. Sin embargo, la situación del mercado en 2020 ha sido afectado por la pandemia del covid-19 (coronavirus).

“La escalada tanto de la propagación de la enfermedad como de las medidas adoptadas para combatirla actualmente está causando una incertidumbre extrema para los productores y procesadores, así como para los consumidores. Los informes de la industria apuntan a un aumento en las ventas al segmento minorista, mientras que las ventas al segmento HoReCa (acrónimo de HOteles, REstaurantes y CAfeterías) están esencialmente cerradas. La distribución del mercado en el futuro es incierta y desafiante”, dice la compañía de capitales noruegos en el reporte.

LEA >> Grieg Seafood también anuncia medidas para evitar contagios de covid-19

Luego sostiene que “mirando hacia adelante, existe un consenso en el mercado de que la industria acuícola costera abierta existente logrará un crecimiento orgánico. Este desarrollo será impulsado principalmente por la apertura de nuevos sitios y áreas para centros marinos, tecnologías y prácticas de cultivo nuevas y mejoradas, y una mejor cooperación tanto entre los actores de la industria como con las autoridades públicas. Además de este crecimiento incremental, los intentos más experimentales para cultivar salmón, ya sea en alta mar (offshore) o en tierra, pueden complementar la industria tradicional de cultivo de salmón con volúmenes adicionales a largo plazo”.

Durante los últimos 25 años, grande parte de los nuevos volúmenes de peces provienen de la acuicultura. La pesca extractiva ha tenido que lidiar con capturas, cuotas y otras restricciones regulatorias. Desde 1990, el volumen de peces de cultivo se ha multiplicado más de seis veces, y el salmón representa menos del 2,5% del volumen.

En ese sentido, Grieg Seafood aduce que, “en línea con las megatendencias mundiales en curso relacionadas con la salud y la sostenibilidad, ha aumentado el interés en la salud y los posibles beneficios ambientales que se pueden obtener de la acuicultura sostenible. En este momento, Europa es el mercado más grande y maduro para el salmón Atlántico, ya que consume más per capita que otros continentes. Sin embargo, hay innumerables iniciativas en curso para presentar el salmón a más y más nuevos consumidores en todo el mundo”.

“Y se espera que un aumento en el consumo per capita en grandes mercados y economías como Estados Unidos, Brasil, China e India contribuyan a la creciente demanda de salmón Atlántico en el tiempo”, añade la productora de salmónidos en su balance que puede descargar aquí >> GSF_AR_2019