Un urgente pedido al Gobierno y al subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, realizó la presidenta de la Asociación Gremial (A.G.) Mujeres del Biobío, Sara Garrido, a nombre de cientos de mujeres del entorno de la pesca artesanal para que se amplíe el apoyo económico estatal a quienes no están contempladas hasta el momento en esta posibilidad.

El gremio dice que son ellas, las mujeres encarnadoras, ahumadoras y algueras, que desde el año 2013, fecha que se cerraron los registros de pesca, no están reconocidas por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). Es así como Sara Garrido enfatiza que esta circunstancia las deja fuera de la ayuda que puede entregar el Ejecutivo ante la pandemia por el covid-19 (coronavirus).

Junto con subrayar que muchas de ellas son el único sostén familiar y que ahora solo les queda esperar que sean las municipalidades locales quienes las ayuden, la representante de las mujeres del rubro artesanal puntualizó que «si tuviéramos una Ley de Pesca legítima e inclusiva, y con una verdadera plataforma social, no estaríamos enfrentando esta grave situación».

Inmediatamente, Sara Garrido realizó un llamado a las autoridades «para que se pongan la mano en el corazón y puedan ampliar el apoyo para una actividad que en muchos casos es fundamental para la propia pesca artesanal, como son las que ellas realizan como ahumadoras y encarnadoras en caletas de todo Chile».