Más de 60 personas, incluidas autoridades sectoriales y empresarios del rubro salmonicultor se reunieron en forma virtual este jueves con la directora nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Alicia Gallardo, para conocer las medidas adoptadas por el Servicio en apoyo de la actividad acuícola, segunda fuente nacional de exportaciones, después del cobre.

Según lo informado desde el Servicio, los problemas de transporte y desplazamiento provocados por la pandemia han sido un grave obstáculo para la producción y consumo tanto interno como de exportación del recurso fresco y congelado, el cual debe ser sometido a controles sanitarios, ambientales y de inocuidad para garantizar un consumo seguro y sustentable.

En ese sentido, Alicia Gallardo anunció importantes avances para la mayor parte de los trámites asociados a la cadena de producción, como certificados de operación, elaboración de informes ambientales o emisión de certificados sanitarios de movimiento y certificación de exportaciones. La autoridad llamó a los usuarios a comunicar sus inquietudes y necesidades sobre este tema.

Sernapesca mantiene en su página web el Plan de Acción Coronavirus, donde se están actualizando las medidas que son adoptadas para la actividad pesquera y acuícola. Las primeras resoluciones permitieron disminuir al mínimo el contacto entre usuarios y funcionarios, para evitar el contagio. Se crearon líneas telefónicas y correos especiales para la contingencia, y se implementaron las oficinas de partes virtuales, que reconocen como válidos los documentos que se ingresan en formato digital. Antes del covid-19, el compromiso era llegar al 80% de trámites con “cero papel” al 2021, pero los planes se están adelantando, debido a la emergencia sanitaria.

Entre otras medidas específicas para la acuicultura, se dictaron resoluciones que permiten ampliar el período de siembra, facilitar el envío de muestras en el marco de los programas de vigilancia de enfermedades, y extender la permanencia de los peces en el agua y en los centros de acopio.

La Subdirección de Acuicultura informó que al 15 de abril se habían aprobado 117 solicitudes excepcionales debido a la contingencia. Se informó que se está avanzando en la implementación de un programa de vigilancia remota que implica conectar al servicio con las cámaras de los centros de cultivo y alinear otros procedimientos de televigilancia sanitaria y ambiental. Además, ya se acordaron procedimientos con las autoridades sanitarias de Argentina y Brasil, para validar el flujo comercial mediante certificación electrónica. Lo mismo se espera lograr con autoridades competentes de China y Rusia.

El Sernapesca está aplicando también un sistema de inspección remota para los programas de aseguramiento de calidad. “No queremos dejar habilitaciones pendientes”, dijo Alicia Gallardo. Y agregó: “el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura se pone a disposición de ustedes, los usuarios, para mantener las habilitaciones necesarias en todo orden de cosas, incluyendo la pesca artesanal. Y vamos a sacar una resolución para hacer lo mismo en frigoríficos y plantas de proceso”.

Los representantes de empresas acuicultoras agradecieron el trabajo de Sernapesca a nivel central, así como de sus Direcciones Regionales, y el apoyo del Ministerio de Economía durante la contingencia y se comprometieron su cooperación con los programas de vigilancia remota.

Reuniones similares se sostendrán en los próximos días con usuarios de la pesca industrial y artesanal, y con los mitilicultores, con el fin de informar las medidas implementadas para atenuar el impacto de la contingencia en la actividad de cada sector.