La directora del Instituto de Acuicultura (IACUI) de la Universidad Austral de Chile (UACh) Sede Puerto Montt (región de Los Lagos), Dra. Sandra Bravo, escribió hace poco el libro titulado Bioseguridad en la producción del salmón”, manual práctico creado como una forma de estandarizar procedimientos, solicitado por la editorial española SERVET, especializada en la publicación de libros veterinarios.

Según explicó la investigadora especialista en enfermedad de peces, fundamentalmente salmónidos, la bioseguridad se define como el conjunto de medidas físicas y de gestión diseñadas para mitigar el riesgo de introducción y diseminación de agentes patógenos en poblaciones de animales sometidos a producción intensiva.  

“El riesgo de introducción y diseminación de enfermedades en el medio acuático es alto y las probabilidades de erradicación de un patógeno desde un cuerpo de agua (mar, lago o ríos) es casi imposible, por lo que se han diseñado e implementado medidas de bioseguridad para evitar la introducción y diseminación de patógenos en la acuicultura, principalmente en la producción de salmón. Considerando, además, que muchos de los patógenos que afectan a los salmones de cultivo son de etiología viral, para los cuales no existen medicamentos efectivos y para los cuales tampoco se han desarrollado vacunas que entreguen una total protección”, detalló la Dra. Bravo.

Frente a este escenario, la bioseguridad cobra real importancia, ya que la idea es actuar con medidas preventivas que impidan que la enfermedad se manifieste.

En ese contexto, en producción animal es relevante identificar cuáles son los factores que pueden poner en riesgo el ingreso de un patógeno y su posterior diseminación. Entre las medidas implementadas en bioseguridad se destacan, la restricción del ingreso de ovas que puedan portar algún tipo de patógenos; la restricción al movimiento de peces enfermos entre pisciculturas y centros de cultivos; la restricción en el movimiento de equipos entre pisciculturas y centros de cultivo; la desinfección de las herramientas y maquinarias usadas con peces; la restricción del ingreso de personas ajenas a los centros de cultivo y la desinfección de camiones, embarcaciones y estanques que operan en el traslado de peces, entre otras.

Este libro incluye información respecto a conceptos de epidemiología básica, enfermedades que afectan a los salmónidos de cultivo, factores de riesgo, formas de contagio, formas de prevención, medidas de desinfección, características y propiedades de los desinfectantes disponibles en el mercado y protocolos de desinfección, entre otros temas relacionados.

La Dra. Sandra Bravo es también parte del staff de profesores del Magister en Medio Ambiente y Bioseguridad que ofrece el IACUI anualmente a partir de 2016, y es la responsable de la cátedra “Bioseguridad en la Acuicultura”.

*La foto destacada es de contexto.