El decomiso de 1.800 kilos de jibia, tras la fiscalización a dos embarcaciones que fueron citadas a la Fiscalía Marítima Local y al Juzgado Civil de Talcahuano, respectivamente, por infracciones al artículo 110 letra e) de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), y la detección de 75 infracciones a la normativa marítima vigente, fue el resultado de un operativo realizado por la Armada y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en la región del Biobío.

“Entre la noche del 21 y el 22 de abril, la Capitanía de Puerto de Lebu y personal de la oficina local del Sernapesca, efectuaron un operativo de fiscalización conjunto al zarpe y desembarque de la flota pesquera artesanal local con puntos de control en la desembocadura del río Lebu y en el atracadero pesquero artesanal de la ciudad, logrando controlar 230 naves menores”, detalló la autoridad marítima.

En la oportunidad, se desplegó la lancha de salvamento y rescate (LSR) “Arauco”, patrullas de la Policía Marítima en bote de goma y en vehículo fiscal por parte de la Armada, además de tres funcionarios del Sernapesca.

“La ocasión permitió reforzar las medidas de seguridad sanitaria emitidas por la propagación del coronavirus (covid-19), realizando recomendaciones sobre el uso de los equipos de protección personal y el distanciamiento social”, añadió la Armada.