Un total de 14 abuelos de la Junta de Vecinos del sector El Salto fueron beneficiados con 25 kilos de papas y 25 de harina, cada uno, como un aporte de Badinotti a su comunidad más cercana.

“Badinotti es un vecino más del sector y como tal, creemos que debemos colaborar y ayudarnos en la medida de lo posible, más aún a quienes están más necesitados hoy en día”, expresó el gerente de Operaciones de Badinotti Services Chile, Marcelo Delgado, haciendo referencia a la crisis del covid-19 (coronavirus) y aludiendo a que la población de más riesgo es precisamente la tercera edad.

El jefe de Operaciones de Aysén, Vicente Vargas, quien se hizo presente en la entrega de los insumos para los abuelos, complementó: “Es parte importante para nosotros como empresa el mantener una relación genuina y ojalá constante con quienes hacemos comunidad. Esta ayuda es una acción de varias más que esperamos ir concretando en conjunto con la Junta de Vecinos”.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Vecinos, Jimena Vargas, compartió su agradecimiento hacia la empresa y ahondó en la situación de los beneficiados: “Significa una gran ayuda para nuestras familias de adultos mayores. Muchos de ellos viven solos, algunos postrados y la mayoría solo cuenta con la pensión de vejez. Además, no todos tienen redes de apoyo”.

Solo tres de los 14 abuelos beneficiados hacen pequeños trabajos para complementar su situación monetaria, no obstante, dado que son parte de la población con más alto riesgo de contagio, no han podido salir a realizar esas labores.

“Solo quiero dar las gracias a la empresa por poder dar una alegría a los abuelitos del sector El Salto e ir en ayuda del sector más vulnerable”, agregó la dirigenta vecinal.

En tanto, Waleska Barrientos, analista de recursos humanos de la compañía y quien gestionó la colaboración y también se hizo presente en la entrega de alimentos, manifestó: “Es gratificante poder tener el contacto directo con los beneficiarios, hace la diferencia, porque es el espacio donde realmente se genera una relación directa con la comunidad, donde los nombres tienen rostro y podemos conocer mejor las historias de cada uno”.