“Desde nuestra conformación, hemos apuntado a la masificación del conocimiento y las ideas innovativas”, decía el Club de Innovación Acuícola en la antesala del nuevo webinar que organizó en el marco de la pandemia del covid-19 (coronavirus) y que se desarrolló durante la tarde de este miércoles 29 de abril.

LEA >> Ricardo Alvial: “Debemos operar de manera coordinada como industria”

El expositor fue el ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile, MBA de la Universidad Católica y AMP Wharton de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos), Jan Rusch Reichhard, quien es director ejecutivo de ItStrategy Consulting, cofundador de las plataformas ElegirAutoFacil.com y ArriendaTuMaquina.com, y miembro del directorio de la Corporación Chileno Alemana de Beneficencia. Es decir, cuenta con experiencia en planificación estratégica, desarrollo de negocios y evaluación de proyectos, gestión y modelamiento de riesgos estratégicos, y transformaciones digitales y tecnológicas.

“Se debe planificar, hacer, verificar y actuar”, fue uno de los primeros énfasis que puso Rusch Reichhard durante su relato.

Luego, el foco estuvo puesto en el uso de la tecnología para centrarse en el cliente. Para esto, detalló que “el cambio cultural en las organizaciones debe incorporar tecnología para potenciar y sustentar el negocio; involucrar a las áreas de tecnología para esto y sintiéndose socios estratégicos del negocio”. A lo que añadió: “El éxito requiere del compromiso de la alta dirección y el mayor desafío está en el cambio de mentalidad”.

Es así como llamó a avanzar en la transformación digital solo si es un objetivo estratégico, especialmente en escenarios como el que estamos viviendo hoy en el mundo entero.

Una vez determinado ese objetivo, detalló que existen tres “palancas” de transformaciones digitales estratégicas: la primera, transformar la experiencia del cliente. “Se debe conocerlo realmente, y esto no como un slogan, sino que desde sus distintas aristas: dónde compra, qué le puede gustar de la competencia, las distintas experiencias que ha tenido comprando, etcétera. Posteriormente, mejorar la conversión de ventas y gestionar los puntos de contacto”, explicó, ejemplificando el caso del organigrama al revés, en que el cliente es la cúspide y luego los miembros de la organización que tienen contacto directo con él. “No como suele suceder en que el gerente general, que pocas veces tiene contacto directo con los clientes, está ‘bien alto’ en la pirámide”, indicó Rusch.

La segunda “palanca” es transformar el modelo de negocios, complementar el producto y/o la propuesta de valor. En este contexto, agregó la globalización a otros mercados.

Mientras que la tercera son los procesos operacionales. “Esto quiere decir, digitalizar procesos minimizando acciones manuales, desarrollando nuevos ambientes de trabajo y establecer herramientas e indicadores en línea”, precisó.

Ya determinadas las tres “palancas” y el diagnóstico de estas, llamó a definir una “Línea Base de Madurez Digital, que es la siguiente:

“Después de esto, de haber identificado y priorizado lo que requiere la organización para no perder competitividad y, por ende, evitar el riesgo de desaparecer, comenzar a implementar la transformación digital, que en definitiva es una herramienta para la sustentabilidad”, resumió Jan Rusch en el webinar del Club de Innovación Acuícola, entidad que continuará organizando este tipo de instancias para el sector privado y público de la industria chilena que se dedica al cultivo de especies hidrobiológicas.

Para más detalles puede escribir a clubinnovacionacuicola@gmail.com.

LEA TAMBIÉN >> Director ejecutivo del Club de Innovación Acuícola analiza potencial del I+D+i en la industria

RELACIONADO >> Socios del Club Innovación Acuícola participaron en taller sobre propiedad intelectual e industrial