Luego de que durante la noche del pasado domingo 3 de mayo Cermaq Chile sufriera un ataque incendiario que provocó la pérdida total de las instalaciones administrativas de su piscicultura “Coipúe”, emplazada en la comuna de Freire, provincia de Cautín (región de La Araucanía), la empresa salmonicultora respondió a preguntas de AQUA.

Consultada por si han podido recabar nuevos antecedentes durante las últimas horas, la encargada de comunicaciones de la compañía, Francisca Céspedes, aclaró que no y precisó que por el momento están concentrados “en ayudar a la PDI con la investigación en curso, además de cuidar y apoyar a todos nuestros trabajadores”.

En relación con la reconstrucción de las instalaciones, afirmó que “tomaremos varias semanas para decidir qué haremos con la reconstrucción de las oficinas que perdimos”. E inmediatamente dijo: “Afortunadamente las instalaciones afectadas fueron las oficinas administrativas de la piscicultura de Coipué y no hubo daños a nuestros trabajadores que lamentar; tanto las instalaciones productivas, bodegas y stock de peces no se vieron afectados. También estamos trabajando con las aseguradoras sobre el daño causado por el ataque”.

Sobre el vínculo que mantienen como empresa con las comunidades locales, Francisca Céspedes aseguró que, “en general, tenemos muy buenas relaciones con las comunidades, por lo tanto no creemos que este ataque refleje los sentimientos de la comunidad y que el acto sea contra Cermaq o incluso contra la industria del salmón”.

En el lugar de los hechos se encontraron panfletos alusivos a la construcción de la doble vía Freire-Villarrica.

“Esperamos que los responsables de estos horribles hechos sean identificados pronto”, concluyó la representante de la productora de salmónidos.

Aquí puede encontrar datos de la piscicultura publicada en el Sistema Nacional de Información Fiscalización Ambiental (Snifa).

*Fuente de la foto destacada: PDI.