Ayer lunes 11 de mayo, la Iniciativa Global del Salmón (GSI, por su sigla en inglés) publicó un nuevo informe de sustentabilidad, que proporciona siete años de datos sobre 15 indicadores clave (diez ambientales y cinco sociales), para más del 50% de la industria salmonicultora mundial.

El director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Blumar Seafoods y copresidente del GSI, Gerardo Balbontín, manifestó: “Cada año entregamos el informe de sustentabilidad del GSI y siempre es interesante ver qué tendencias de la industria se destacarán. Es gratificante y motivador ver que el modelo del GSI está apoyando un acelerado progreso de desempeño en sustentabilidad en toda la industria y que no solo estamos logrando rigurosos estándares de sustentabilidad, sino que vamos bien encaminados hacia metas a más largo plazo y que catalizamos innovaciones que están transformando la industria”.

Uno de los resultados clave del informe de este año es que los datos auditados revelan una reducción del 50% en el uso de antibióticos durante los últimos siete años, cuando se toman en cuenta todas las regiones y compañías.

“Minimizar el uso de antibióticos es una de las prioridades clave del Grupo Operativo de Bioseguridad de GSI y esta reducción del 50% en el uso general de antibióticos es un verdadero testimonio del compromiso de los miembros de GSI de mejorar la gestión responsable de antibióticos, el control de enfermedades y el intercambio de mejores prácticas. Aunque las situaciones varían regionalmente, sabemos que existe un beneficio para todos al coordinar esfuerzos para encontrar métodos alternativos a fin de mantener la salud y el bienestar de los peces, y continuaremos enfocándonos en mejorar el desempeño ambiental de la industria global”, dijo la directora de sustentabilidad y directora técnica de Mowi, Catarina Martins.

El informe de sustentabilidad 2019 incluye una nueva sección Perfil de Nutrientes que muestra el valor nutricional del salmón cultivado, lo que incluye información sobre macronutrientes y micronutrientes, omega-3, además de beneficios para la salud.

Los miembros del GSI dicen compartir la visión de ofrecer una fuente de proteína saludable y sustentable para alimentar a una creciente población, al mismo tiempo que minimizan su impacto sobre el medio ambiente y continúan mejorando su aporte social.

“Consideramos que era importante que brindáramos un panorama completo de la salmonicultura en este informe desde la perspectiva ambiental y nutricional para brindar una visión general completa y transparente a las partes interesadas”, expresó por su parte la directora general del GSI, Sophie Ryan, quien añadió: “Ahora, nuestro rol en el GSI es continuar impulsando los cambios del desempeño en sustentabilidad necesarios para apoyar los aportes permanentes de la salmonicultura a las dietas y los sistemas alimentarios saludables y sustentables”.

A continuación reproducimos algunos hitos subrayados por el GSI en su informe:

– Una reducción del 50% en el uso de antibióticos durante los últimos siete años, lo que puede atribuirse a las mejoras de los miembros del GSI en la gestión responsable de antibióticos, el control de enfermedades y el bienestar de los peces.

– En 2019, más de 710.000 toneladas de salmón cultivado de miembros del GSI se vendieron como certificadas por el Consejo de Gestión Responsable de la Acuicultura (Aquaculture Stewardship Council, ASC), que representa casi un 65% de la producción total de los miembros del GSI. Las instalaciones de cultivo continúan en camino a lograr una certificación del 100%.

– Un desplazamiento hacia un enfoque más holístico para prevenir y gestionar los piojos de mar ha dado como resultado una disminución del 50% en el uso de medicamentos y un aumento del 130% en metodologías no medicinales desde 2013.

– Los esfuerzos constantes por agilizar la disponibilidad y la adopción de ingredientes alternativos para un alimento responsable, como aceites nuevos (algas y cultivos de canola) y supbroductos de pescado están apoyando a una industria en crecimiento a reducir su dependencia de los ingredientes marinos.

– En comparación con otras proteínas animales, el salmón cultivado representa una opción con conciencia ambiental, con una huella de carbono más baja, que requiere menos tierra y que hace un uso más eficiente de los recursos del alimento.

– El salmón de cultivo proporciona un alimento integral denso en nutrientes que promueve dietas saludables.

Presione aquí para acceder al informe completo.

Fotografía: Kenneth Soloy-Cermaq