Con el propósito de responder de manera más efectiva al incremento de las actividades acuícolas, como es la salmonicultura en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y la Armada pondrán en operación una lancha Pumar tipo WR1250 para la realización de tareas de fiscalización conjunta entre ambos organismos de Estado.

La iniciativa desarrollada entre las dos instituciones, se materializó con la firma de un comodato, en el cual Sernapesca entrega a la Armada la embarcación para que cumpla labores de control de la actividad pesquera y acuícola, considerando que ambas entidades son garantes del cumplimiento de la fiscalización de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA).

Tras el encuentro que oficializó el comodato, por parte de Sernapesca a la Armada, la directora nacional del Servicio, Alicia Gallardo Lagno, aseguró que el acuerdo suscrito da cuenta del trabajo eficiente y coordinado entre las dos entidades del Estado que cumplen la importante labor de fiscalizar las actividades productivas asociadas a los recursos marinos, como es la acuicultura. Al respecto, expresó: “Quiero invitar a la ciudadanía a que se sienta orgullosa de esta alianza y somos unos de los primeros en hacerlo. La ciudadanía debe estar tranquila y confiada de que vamos a estar donde tenemos que estar, sobre todo en las contingencias”.

Por su parte, el director general del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), vicealmirante Ignacio Mardones Costa, explicó que la suscripción del comodato es el resultado de una coordinación y colaboración sostenida en el tiempo, en la cual ambas entidades han fijado un plan de trabajo y que se ha concretado con proyectos como esta embarcación que -en palabras de Mardones- cumple una doble función: “Por una parte, nos permite cumplir con uno de los propósitos fijados, con la Dirección de Sernapesca, como es la reducción de la pesca ilegal en Chile; y adicionalmente, contar con una nueva embarcación para salvaguardar la vida humana en el mar”.

Características

La embarcación fue diseñada por ASMAR Valparaíso, con un costo total de $349.858.000, como una lancha rápida destinada a las labores de transporte de personal en agua interiores y semi oceánicas. Debido a sus características, puede ser adaptada para cumplir con tareas de fiscalización, ambulancia o lancha de prácticos. Tiene una capacidad de carga de 4 toneladas, una eslora de 12,5 metros, manga de 4,1 metros, 550 litros de capacidad de combustible, velocidad máxima liviana de 30 nudos, velocidad continua de operación de 20 nudos, con una autonomía de 11 horas.

Otra de sus características es que cuenta con un casco de fibra de vidrio reforzado, laminado por infusión al vacío, lo que permite mayor resistencia mecánica y flexibilidad para afrontar las duras condiciones del mar austral de Chile.

Además, la nueva embarcación considera un sistema de refrigeración para guardar muestras biológicas y medios de transporte que permiten tomar muestras en espacios marítimos.

Otras tareas

La lancha, cuyo desplazamiento hasta su nuevo puerto base está previsto para los primeros días de junio, permitirá a la Armada y a Sernapesca incrementar el control y fiscalización del cumplimiento de las vedas, talla mínima ilegal, uso de dispositivos de posicionamiento satelital, zonas de operación, tareas de control de la contaminación, combate al narcotráfico, labores de rescate y salvamento, evacuaciones médicas, entre otras tareas, lo que da cuenta de la multiopoeratividad de la embarcación y de su dotación.

“La pronta puesta en servicio de la nueva embarcación, del tipo Pumar WR 1250, da cuenta del importante trabajo colaborativo que ambas instituciones hemos desarrollado en el tiempo y el compromiso que estas tienen con el desarrollo seguro y sostenible de las actividades asociadas a la extracción de los recursos marinos”, cerró el representante de la Directemar.