SalMar ASA dio a conocer este lunes 19 de mayo sus resultados correspondientes al primer trimestre de 2020. Según lo comunicado, la empresa reportó un EBIT operacional de NOK 1,065 millones (US$ 106 millones aprox.) para el primer trimestre de 2020, el más alto alcanzado en la historia de la compañía. En el mismo período de 2019, el EBIT operativo llegó a NOK 806 millones (US$ 80 millones).

“Para el grupo SalMar, el primer trimestre fue muy bueno. Publicamos el EBIT operativo más alto en la historia de la compañía, logrado a través de operaciones subyacentes sólidas, altos volúmenes y buenos precios. La zona central de Noruega, en particular, se distinguió por su sólido desempeño en el trimestre”, dijo el CEO de SalMar, Gustav Witzøe.

SalMar cosechó 40.000 toneladas en el primer trimestre, frente a las 35.500 toneladas en el mismo período correspondiente al año anterior. El EBIT operativo por kg llegó a NOK 26,61 durante el primer trimestre, frente a los NOK 22,71 por kg durante el primer trimestre de 2019. El aumento es atribuible a precios más altos y un mayor volumen cosechado.

La producción en el centro de Noruega registró buenos resultados. “Una distribución más uniforme del volumen cosechado y precios spot más altos resultaron en un logro de precios considerablemente mejor que en el trimestre anterior”, explicaron.

Según lo informado, la mayor parte del pescado cosechado en el primer trimestre fue de la generación del otoño de 2018. En tanto, el segundo trimestre se cosecharán más peces derivados de la generación primavera de 2019. “Estos han demostrado un buen rendimiento biológico. Por lo tanto, SalMar espera que el segmento reporte costos más bajos y un volumen de cosecha ligeramente mayor en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el primero”, añadieron.

Los resultados en el norte de Noruega, en tanto, se vieron afectados por los mayores costos de extracción en los sitios que sufren ISA. Sin embargo, el segmento logró un margen operativo considerablemente mejor que en trimestres anteriores debido a mejoras en los costos y al aumento de los precios spot. “Los sitios afectados por ISA ahora se han vaciado y SalMar espera que el segmento reporte un volumen de cosecha ligeramente menor y menores costos para el segundo trimestre de este año”, precisaron.

Covid-19

En cuanto a la pandemia del coronavirus (Covid-19), desde SalMar comentaron que esta ha creado una incertidumbre significativa para el comercio mundial, con cambios en el comportamiento del consumidor y patrones de transporte afectados en varios mercados.

“SalMar monitorea de cerca los desarrollos en los diversos mercados y evalúa constantemente las medidas para ajustar su producción. La compañía tiene una posición financiera sólida y una buena flexibilidad en su cadena de suministro, lo que garantiza que esté bien equipada para manejar los cambios en el mercado”, expresaron.

Como resultado de la situación del Covid-19 y la incertidumbre prevaleciente con respecto a sus consecuencias en el futuro, la junta directiva de SalMar decidió en marzo cancelar la distribución de dividendos propuesta a los accionistas.

A pesar de la incertidumbre, SalMar “cree firmemente en un mayor crecimiento de la industria acuícola. Por lo tanto, la compañía continúa sus proyectos de inversión según lo previsto, incluida la construcción de la planta de cosecha y procesamiento InnovaNor en el norte de Noruega y la instalación de producción de smolt en Senja”, concluyeron.

SalMar mantiene sus expectativas de cosechar 152.000 toneladas en Noruega: 103.000 toneladas en el centro de Noruega y 49.000 toneladas en el norte de Noruega, además de 12.000 toneladas en Islandia en 2020.