La Fiscalía Local de Puerto Montt (región de Los Lagos) formalizó este miércoles 20 de mayo la investigación contra once personas a quienes imputa participación como autores del delito de asociación para cometer ilícitos de hurto y receptación de alimento para salmones, mercancía que posteriormente era transportada hasta Arica (región de Arica y Parinacota) para luego ser comercializada en Perú. Es así como en esta misma jornada, cinco imputados quedaron en prisión preventiva.

La fiscal Karen Rosas Fuentes es quien desde hace cinco meses está dirigiendo la investigación respecto de esta organización criminal. Tras la audiencia de formalización desarrollada en la tarde de este miércoles, la persecutora explicó que han “concluido con éxito la primera parte de un proceso investigativo complejo, de largo aliento, que ha considerado la práctica de diligencias en múltiples puntos del país, habiéndose obtenido la detención de once partícipes de una organización criminal dedicada a la sustracción de alimento para peces y salmonicultura de tipo pellet”.

La representante del Ministerio Público de Puerto Montt ahondó que la investigación dirigida por la Fiscalía “permitió hacer seguimientos y captar a lo menos seis operaciones distintas en los que estos sujetos intervinieron”.

Conforme con lo explicado durante la formalización, la asociación ilícita operaba sustrayendo producto desde las plantas elaboradoras en la zona de Chiloé y Puerto Montt, con la participación de los choferes que conducían los camiones, quienes previo pago desviaban su trayecto hacia plantas de acopio en distintos sectores rurales para luego ser reunidos en cantidades cercanas a las 30 toneladas.

Las cargas, avaluadas en aproximadamente $30 millones, eran enviadas a bordo de otros vehículos pesados hasta la zona norte del país, específicamente hasta Iquique (región de Tarapacá) y luego a Arica, donde el bloque norte de esta asociación los acopiaba para después salir en dirección a países limítrofes por pasos no autorizados y con documentación falsa.

Para la fiscal Rosas, “esta organización criminal, jerarquizada, dotada de medios logísticos y humanos, compuesta a lo menos por unas 20 personas, realizaba periódicamente sus operaciones”.

En el marco de las diligencias desarrolladas en los últimos días, las que estuvieron a cargo de la Brigada de Investigación Criminal de la PDI de Puerto Montt, se logró la detención de once personas, siendo todas declaradas como ajustadas a derecho en los respectivos controles de detención realizados a través de videoconferencia en los tribunales de Garantía de Arica y Puerto Montt.

Durante la formalización de este miércoles, la persecutora dijo ante el tribunal de la capital de la región de Los Lagos que los imputados “conforman un grupo organizado que se dedica de manera sistemática y permanente en el tiempo a la comisión de delitos de hurto y receptación de pellet de alimento de salmón, elaborado en Chile, específicamente en diferentes plantas procesadoras de la región de Los Lagos, particularmente en las empresas Salmofood de Castro, BioMar, AquaChile y Skretting, ubicadas en la comuna de Calbuco”.

En la formalización, la fiscal Rosas precisó que además de la asociación ilícita, a los imputados la Fiscalía les atribuye participación en delitos reiterados de hurto y receptación del artículo 446 N°2 y 456 bis a del Código Penal, todos consumados, y de hurto agravado del artículo 447 N°4 en relación con el artículo 446 N°1 del Código Penal.

Al término de la audiencia y acogiendo la solicitud de la Fiscalía de Puerto Montt, el juez de Garantía Juan Carlos Orellana determinó la medida cautelar de prisión preventiva para cinco de los formalizados, dos de estos líderes de la organización y tres choferes a cargo del transporte del producto desde las plantas procesadoras hasta el lugar de acopio. Otras siete personas quedaron con arresto domiciliario nocturno. Se determinó un plazo para el desarrollo de diligencias investigativas de 60 días.

La cantidad de alimento para salmón recuperado sobrepasa las 40 toneladas, avaluado en más de $48 millones. También se incautó un tracto camión con remolque, un camión grúa y un vehículo, además de balanzas digitales y selladoras y documentación tributaria falsificada.