Construido en acero naval, el pontón posee una capacidad de almacenamiento de 400 toneladas de alimentos para salmones y una habitabilidad para 22 trabajadores. “Estamos muy contentos con los resultados, desde que pensamos en su diseño y construcción, el equipo aportó con ideas innovadoras que hoy vemos reflejadas con los mejores estándares del mercado”, dijo el subgerente de Operaciones de Salmones Blumar, Gabriel Jerez.

El pontón posee una sala de telemedicina que está a disposición de toda la dotación y que incluye además implementación de instrumentos para la medición en línea de signos vitales, como presión, glicemia, entre otros. “Este servicio es pionero y ha sido posible gracias a una alianza con la Universidad de Concepción, y tecnología Satelnet, e implica un médico en línea para hacer diagnósticos más certeros cuando un tripulante presenta alguna dolencia y poder actuar preventivamente o definir una evacuación”, detalló Jerez, al tiempo que precisó que la dotación pasa turnos de 14 días.

En términos operativos, el profesional también mencionó que el pontón “Lago Espolón” posee un sistema alimentador desarrollado por chilenos, ingeniería que aborda una solución en lo referido a la alimentación medicada. “Tenemos ocho silos de alimentación y dos de estos con capacidad para entregar de manera independiente y versátil a todo el plantel alimento medicado”, dijo, y agregó que el artefacto naval cuenta con un sistema de ensilaje estabilizado, autonomía de combustible, producción de agua dulce, entre otros avances, “tales como la implementación en dormitorios de un sistema inclusivo de alarma para personas con discapacidad auditiva”.

Por su parte, el gerente de Operaciones y Producción de Salmones Blumar, Pablo Albistur, también destacó el desarrollo de esta iniciativa subrayando que en este proyecto se implementaron numerosas innovaciones guiadas y lideradas por Blumar. “Este pontón es algo único en nuestra compañía y la industria, destacándose su materialidad, capacidad de acopio de alimento, versatilidad de su sistema de alimentación, la creación de un software de alimentación desarrollado en Blumar, uso de tecnología VideoWall para el panel de control, sala de telemedicina, y muchos otros atributos en aspectos de mantenibilidad, seguridad y confort. Estamos realmente muy orgullosos con lo conseguido y contentos de poder comenzar con su etapa de operación”, valoró Albistur.

Mientras que Juan Carlos Ordoñez, quien es encargado de estructuras y fondeo de Salmones Blumar, destacó que esta estructura cuenta con un casco de acero con 400 toneladas, lo que genera mayor autonomía y alcanza los 304 m2 de habitabilidad, permitiendo entregar 14 m2 por persona, “un alto confort a todas las personas que allí trabajan, dos salas de estar completamente equipadas, cocina industrial que permite mayor rapidez en el servicio, oficinas con visual a las jaulas de 360 grados y un moderno sistema de monitoreo, con pantallas de última generación para un mejor sistema de control”. A lo que añadió: “Estamos a la espera de un segundo pontón llamado ‘Lago Tamango’ para fines de junio, el cual también contará con moderna tecnología”.