Pescadores industriales de la región del Biobío presentaron durante la tarde de este viernes 22 de mayo, en las afueras del Hogar de Ancianos “Hospicio de Talca”, el programa de asistencia alimentaria que impulsan empresas pesqueras de la zona centro-sur, que se está desarrollando en las regiones del Biobío y Ñuble y que, a contar de este mismo viernes, se extenderá en el Maule. Esta región, después de la Metropolitana, es la que reúne a la mayor cantidad de adultos mayores residentes en este tipo de establecimientos para personas vulnerables.

La presidenta de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), Macarena Cepeda Godoy, aseguró que en la región del Maule se harán cargo de los 26 establecimientos de larga estadía de adultos mayores (ELEAM) dependientes del Estado, que atienden a 1.464 personas vulnerables y que viven permanentemente en estas instituciones. Añadió -en un comunicado de prensa- que “el compromiso de los pescadores industriales será cubrir todas las necesidades de provisión de pescado (jurel en conserva y merluza congelada) para estos hogares, directamente a la puerta de cada establecimiento”.

El “Banco de Alimentos del Mar” es una iniciativa impulsada por las empresas pesqueras Blumar, Camanchaca, FoodCorp, Landes, PacificBlu y Orizon que hasta ahora atienden las necesidades de los ELEAM de Ñuble y Biobío con más de 1.100 adultos mayores beneficiados. “Con el ingreso de Maule llegaremos a 2.566 abuelitos y esperamos en los próximos días arribar a La Araucanía, con lo que el programa abarcará a 3.173 adultos mayores vulnerables de estas cuatro regiones”, afirmó la ejecutiva.

Al respecto, el secretario regional ministerial (seremi) de Desarrollo Social de Maule, Juan Eduardo Prieto, valoró positivamente la donación. “Quiero recalcar el esfuerzo de Asipes, que no es de la región del Maule, y por lo mismo tiene doble valor, ya que no solo está beneficiando a regiones donde participan y trabajan, sino también a regiones vecinas como es el Maule. Además, enfrentar esta emergencia sanitaria es tarea de todos, donde el trabajo del Estado es fundamental, pero también donde la empresa privada tiene mucho que aportar por el rol social que cumplen”, expresó.

Covid-19

Esta iniciativa busca colaborar en las tareas sociales derivadas de la pandemia por el Covid-19 (coronavirus) que afecta al país y, en especial, a grupos sensibles como son los adultos mayores. Por esto, el Banco proporcionará raciones semanales de pescado a todos estos hogares para sumarlas a la dieta de sus residentes. En el caso del Maule, las entregas serán en los ELEAM de las comunas de Colbún, Teno, Cauquenes, Curepto, Molina, Constitución, Licantén, San Clemente, San Javier, Linares, Talca, Parral y Curicó.

“El hecho de que los adultos mayores residentes de los ELEAM puedan acceder a este tipo de alimentación, consistente en productos del mar, también tiene un plus, porque se trata de una alimentación saludable, que va a ayudar a que ellos puedan tener mejores defensas para la prevención de la enfermedad por Covid-19”, subrayó la coordinadora regional del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Patricia Labra.

Macarena Cepeda también dijo que nada de esto sería posible sin el enorme compromiso y trabajo durante esta crisis sanitaria de las más de 6 mil 500 mujeres y hombres que laboran en plantas y barcos de la pesca industrial que, según manifestó, “cumpliendo con las estrictas medidas preventivas de contagio, han mantenido activa la cadena productiva pesquera en beneficio de la seguridad alimentaria nacional, el empleo regional y de los productos que comprenderán la oferta del ‘Banco de Alimentos del Mar'”.

Grupo de mayor riesgo

El último Informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) evidencia que los adultos mayores superan los 2 millones y que los mayores de 65 años son más del 11% de la población, siendo una parte muy significativa en términos de ser vulnerables en lo económico y social.

Ahora, en el marco de la pandemia mundial, son el grupo de mayor riesgo y vulnerable por tener un sistema inmunitario más débil, pero también, son parte de los que sufrirán con mayor dureza las consecuencias económicas y sociales que el Covid-19 está provocando. Por ende, asegurar una alimentación de calidad resulta fundamental.

“Es así como el ‘Banco de Alimentos del Mar’ de los pescadores industriales viene a enlazarse con el pilar ‘Vida Saludable’, pues una alimentación balanceada y nutritiva, como lo es el pescado, resulta fundamental para una vida sana y protegida de enfermedades”, concluyó la Asipes en su comunicado.