Este martes 26 de mayo, en una fiscalización de rutina a una planta de procesamiento de especies del mar ubicada en la localidad de Pargua, región de Los Lagos, funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) realizaron muestreos a un camión que había ingresado al recinto para abastecer erizos.

Los fiscalizadores lograron detectar que había un 40% que se encontraba bajo la talla mínima legal (TML), es decir, no cumplían con el tamaño mínimo exigido para su extracción y posterior consumo. De acuerdo con la resolución 842 del año 2020, está permitido tener hasta un 15% del total bajo TML.

El procedimiento permitió incautar un total de 2.748 kilos de erizos provenientes desde Quellón (provincia de Chiloé) y se cursó una citación al representante legal de la planta de proceso al Primer Juzgado de Letras de Calbuco.

“Nuestros funcionarios van a estar realizando las acciones de fiscalización que sean necesarias para resguardar nuestros recursos y, de esta forma, contribuir a la sustentabilidad del sector pesquero artesanal”, enfatizó el director regional del Sernapesca Los Lagos, Eduardo Aguilera.