En Skretting, la salud de los peces es uno de sus principales ejes de acción, y la elaboración de dietas de especialidad diseñadas para enfrentar enfermedades tiene gran prestigio a nivel global. La línea de alimentos Protec, reconocida nacional e internacionalmente, hoy vuelve a hacer noticia gracias al ensayo realizado para evaluar su efectividad frente al desafío de la retracción del opérculo corto en salmones del atlántico en sus etapas iniciales de cultivo.

“La preocupación de Skretting por este tema apunta a la mantención de una buena salud en los peces, dado que el opérculo, aparte de jugar un rol fundamental en la adecuada respiración de los peces, también protege las branquias, las cuales al quedar descubiertas generan diferentes problemas, haciendo que aumente el stress en los peces y la susceptibilidad de contraer patógenos”, comenta Charles Booth, product manager de Agua Dulce y autor del estudio que Skretting publicó ayer para todos sus clientes.

En específico, el ensayo consistió en la comparación de la evolución y eficacia de la dieta funcional versus una dieta estándar durante aproximadamente dos meses en la recuperación de la retracción opercular bajo condiciones controladas. Para ello, se utilizaron alevines de salmón Atlántico (Salmo salar) de 5 gr, con una alta prevalencia inicial del cuadro.

Frente a las pruebas realizadas en Skretting ARC Pargua, Charles Booth comenta que los resultados han sido muy favorables utilizando Protec en agua dulce. “Hemos podido verificar en conjunto con nuestros clientes una muy buena evolución, en donde constatamos una rápida reversión del cuadro incluso en planteles con una prevalencia superior al 90% de la población en sus distintos grados de severidad”.

Para conocer el material completo, te invitamos a revisar la infografía en el sitio web de Skretting.